Visite nuestra página principal

Capítulo 53: El desarrollismo en el poder (1958-1962)

Arturo Frondizi llegó al poder el 1º de mayo de 1958 enarbolando conceptos políticos y económicos innovadores para la política argentina de esa época: pacificación, legalidad, federalismo, integración y desarrollo nacional. Como tantos otros gobernantes argentinos, inició su mandato presidencial con el convencimiento de que los problemas fundamentales del país eran económicos y requerían medidas drásticas y veloces. Creía firmemente que la política económica a aplicar debía producir cambios trascendentales y de largo plazo en la economía argentina.
   
Su propuesta en este campo descansaba en una compleja y novedosa elaboración teórica de la cual él y su asesor más cercano, Rogelio J. Frigerio, eran los responsables (1). Obviamente, dicha propuesta respondía en parte a la necesidad de dar respuesta al incipiente proceso de estancamiento de la economía argentina. Lo interesante del caso es que, en primer lugar, a poco de asumir Frondizi modificó el rumbo de las medidas económicas y la orientación que había sostenido durante la campaña electoral y los primeros meses de gestión; en segundo lugar, el contenido, el timing y el impacto de las medidas económicas estuvieron más que influenciados por cuestiones políticas; en tercer término, los resultados de la estrategia desarrollista en lo que respecta a, precisamente, desarrollo económico, son al mismo tiempo sorprendentes y decepcionantes.
   
Por lo tanto, para entender lo sucedido con las relaciones económicas externas durante este período, es necesario construir una visión político-económica integral de la gestión desarrollista que permita dar cuenta de esas aparentes paradojas. No obstante, este estudio aborda en detalle sólo los aspectos económicos de dicha gestión, tratando de identificar cuál era la situación al inicio del período, cuáles eran los objetivos del gobierno, qué fue lo que se hizo y qué resultados se obtuvieron.
   
En consecuencia, en la primera sección se pasa revista brevemente a las características del contexto político-económico en que Frondizi asume el poder. En ella se señalan las principales variables que condicionaban el margen de maniobra del nuevo gobierno.
   
A partir de allí, en la segunda sección se analiza la estrategia económica del desarrollismo. En especial, se hace hincapié en la visión de los problemas que aquejaban a la economía argentina en ese entonces, a la propuesta de solución y, dentro de esta última, se destacan tres elementos: el rol asignado al capital extranjero en la promoción del desarrollo, las medidas diseñadas para el sector petrolero y los lineamientos a seguir respecto del comercio internacional y del incipiente proceso de integración económica regional.
   
La tercera sección pasa de los dichos a los hechos. Allí se reseña la política económica efectivamente implementada por el gobierno de Frondizi diferenciando, a los efectos de la exposición, cuatro etapas: la correspondiente a los primeros meses de gestión, el lanzamiento del plan de estabilización a fines de 1958, los vaivenes de la puesta en marcha de ese plan a lo largo de los años 1959 y 1960 y las medidas puestas en práctica durante el último año de gobierno.
   
La cuarta sección se concentra en la dimensión internacional de las relaciones económicas. En primer lugar, se analiza el régimen arancelario y comercial implementado y sus resultados respecto del intercambio de bienes. Se incluyen allí un apartado especialmente referido al proceso de liberalización comercial e integración económica que tuvo lugar entre los principales países latinoamericanos y otro referido a los acuerdos bilaterales de comercio que la Argentina firmó en ese período con países de la región y del resto del mundo. En segundo lugar, se analizan las características de los flujos de capital, haciendo especial hincapié en el nuevo régimen de radicación de inversiones extranjeras y sus resultados, el impacto de la política petrolera en términos de inversiones extranjeras directas y la evolución de otros flujos de capital, esto es, créditos de corto y largo plazo de organismos financieros internacionales y de la banca extranjera privada.
   
La quinta sección intenta evaluar el impacto de las medidas económicas aplicadas, particularmente, de aquellas que afectaban al sector externo de la economía y que estaban diseñadas para producir un cambio profundo y de largo plazo en la estructura económica.
   
La sexta sección presenta las conclusiones de este trabajo. A ella le siguen una serie de cuadros, a modo de anexo estadístico, que permiten ilustrar el análisis de las secciones precedentes.

  1. En realidad, suele decirse que Frigerio tuvo a su cargo la elaboración programática de la ideología desarrollista y Frondizi la acción política, pero sobre la relación entre ambos existen demasiados supuestos y contradicciones como para ser concluyentes en este punto. De hecho, Frondizi era un intelectual con sobrada capacidad reflexiva como para que esta división de roles pudiera ser tan tajante. 

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.