Visite nuestra página principal

Las relaciones con la República Federal de Alemania

En los vínculos con el gobierno de Bonn, se destacó particularmente el tema de la cooperación nuclear, un tema “sensible” tanto para la diplomacia argentina como para la germano-occidental. Así, el 21 de febrero de 1968, por decreto Nº 749, el gobierno argentino autorizó a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) a aceptar la oferta presentada por la firma alemana Siemens Aktien Gesellschaft, para la instalación de un reactor alimentado con uranio natural y moderado por agua pesada en Atucha. (1)  
    Entre los días 20 y 22 de octubre de 1968, el vice-canciller y ministro de Asuntos Exteriores alemán Willy Brandt visitó la Argentina. Según las declaraciones del propio Brandt, su visita a este país y a Chile respondía a una estrategia de búsqueda de mercados en América Latina,  con el objetivo de equilibrar la política africana practicada por el gobierno de Francia. (2)
   
Al término de la visita, Brandt y su colega Costa Méndez firmaron un comunicado conjunto que pasaba revista a los temas tratados: a) acuerdo para fomentar y fortalecer la cooperación económico, cultural, técnico, científica y tecnológica entre ambos países; b) tratativas para concertar un Convenio de Cooperación Científica y Desarrollo Tecnológico que abarcaría todos los campos de la investigación científica, incluyendo el aprovechamiento pacífico de la energía nuclear; c) el apoyo argentino a la reunificación alemana, y d) la mutua afirmación de la necesidad de incluir garantías de seguridad para estados no nucleares en cualquier acuerdo sobre materia de no proliferación. (3) En diciembre de 1968 tuvo lugar la firma de un acuerdo entre los gobiernos de la Argentina y Alemania Federal respecto del otorgamiento de un crédito de 100 millones de dólares para la construcción de la Central Nuclear de Atucha. (4) 
    A fines de marzo de 1969, el canciller Costa Méndez emprendió una gira por países europeos que abarcó la República Federal de Alemania, Francia, Italia, Rumania y España. En Bonn, el titular del Palacio San Martín obtuvo de las autoridades alemanas la promesa del apoyo germano a los “justos intereses  argentinos” en el Mercado Común Europeo y a los esfuerzos de las autoridades de Buenos Aires por alcanzar un acuerdo comercial con dicho Mercado. A su vez, Costa Méndez respaldó la tesis alemana de que el TNP no debía alcanzar los usos pacíficos del átomo. (5) Asimismo, el canciller argentino concretó la firma de un convenio sobre colaboración en investigación científica y desarrollo tecnológico. (6)
   
Simultáneamente, el 31 de marzo de 1969, el embajador alemán en Buenos Aires, Ernst Günther Mohr, y el secretario del Consejo Nacional de Ciencia y Técnica de la Argentina, Alberto Taquini, rubricaban un  acuerdo que ampliaba el convenio firmado en septiembre de 1962 entre la Comunidad Europea del Atomo (EURATOM) y el gobierno argentino respecto del aprovechamiento de la energía nuclear para fines pacíficos. (7)  
    Durante la visita de Costa Méndez, las autoridades de Bonn expresaron su interés por las obras energéticas de la Cuenca del Plata. Dicho interés se concretó a principios de noviembre de 1969, cuando el gobierno de Onganía suscribió un acuerdo para el financiamiento germano de los estudios generales del sistema del Iberá en la Cuenca del Plata. (8)

  1. “Fue adjudicada la obra de la central atómica”, La Nación, 22 de febrero de 1968, pp. 1 y 3. También “El contrato para una planta atómica en la Argentina”, por Philip Shabecoff, La Nación, 25 de febrero de 1968, p. 2.

  2. “El acontecer. Entre halcones y palomas”, Confirmado, Año IV, Nº 175, semana del 24 al 30 de octubre de 1968, p. 16. 

  3. Texto del comunicado conjunto de los cancilleres argentino y alemán, citado en “Habrá con Alemania mayor intercambio”, La Nación, 23 de octubre de 1968, pp. 1 y 4. Ver también G. Bra, op. cit., p. 45. 

  4. G. Bra, op. cit., p. 47.

  5. “Diplomacia. “Ich bin ein Berliner””, Primera Plana, Año VII, Nº 327, Buenos Aires, 1º al 7 de abril de 1969, p. 10. 

  6. Este convenio, firmado el 31 de marzo de 1969 en el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán por el canciller argentino Nicanor Costa Méndez, el canciller interino germano-occidental Emilio van Peborgh y el ministro federal de Investigación Científica de Alemania Federal, Gerhard Stoltenberg, tenía una validez de cinco años, y abarcaba la colaboración bilateral en los ámbitos de la investigación científica y el desarrollo tecnológico. Clarín, 1º de abril de 1969, p. 19.

  7. Este acuerdo establece en su artículo 2º que el terreno de la colaboración argentino-alemana abarcará especialmente: a) el intercambio de información científica y tecnológica; b) el intercambio y formación de científicos y otro personal de investigación; c) la realización conjunta o coordinada de programas de investigación y desarrollo; d) la utilización de instalaciones o plantas científicas y técnicas; y e) la creación y operación de instituciones de investigación y centros de ensayo y producción experimental. Clarín, 1º de abril de 1969, p. 19.

  8. “Asistencia alemana para el Iberá”, La Nación, 5 de noviembre de 1969, p. 8.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.