Visite nuestra página principal

Un capítulo importante de la agenda con Francia durante la primera etapa del gobierno de Alfonsín fue la visita del canciller francés Claude Cheysson a Buenos Aires, a fines de julio de 1984. Los resultados concretos de la misma fueron la creación de la Comisión General Franco-Argentina de Cooperación Comercial, Cultural y Científico-Técnica, el asesoramiento francés para la formación de cuadros superiores de la administración pública y para el mejoramiento del sistema de recaudación impositiva de la Argentina, y un acuerdo especial de trabajo en el campo de la investigación espacial (1).
    Pero, tal como ocurriera en los casos de España y Alemania Federal, el canciller francés Cheysson transmitió a las autoridades argentinas la posición oficial francesa en el tema de la deuda externa: la Argentina debía firmar un acuerdo con el FMI para poder acceder a nuevas inversiones y al apoyo francés en las negociaciones con el Club de París. Asimismo, Cheysson rechazó tajantemente la idea del gobierno radical de formar un club de deudores, sosteniendo que "la creación de cárteles representa un retroceso para la economía mundial (2)". Asimismo, cuando en el foro de la ONU los países latinoamericanos impulsaron una resolución en favor del restablecimiento de negociaciones entre la Argentina y Gran Bretaña en la cuestión de las islas Malvinas, la delegación francesa se abstuvo de votarla favorablemente, aduciendo razones de solidaridad regional hacia un miembro de la Comunidad Europea (3).
    En octubre de 1984 tuvo lugar el encuentro cumbre entre Alfonsín y François Mitterand, en el transcurso del cual el presidente francés expresó su reconocimiento a las medidas adoptadas por Alfonsín en materia de derechos humanos. Sin embargo, en el tema de la deuda externa, Mitterand ratificó las expresiones efectuadas por su canciller meses antes, condicionando los futuros planes franceses de inversión a un acuerdo previo de la Argentina con el FMI (4).
    A fines de febrero de 1985, el canciller francés, Roland Dumas, otorgó su respaldo a la causa perseguida por la Asociación de Madres de Plaza de Mayo en la Argentina. Dicho apoyo fue ratificado por boca del propio Dumas a la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini, durante su estadía en el Palacio del Quai D’Orsay (5).
    En el ámbito económico, vale mencionar la firma de dos acuerdos. Uno, sobre cooperación científica, técnica y de formación superior, en marzo de 1985, que tuvo por signatarios al canciller argentino, Dante Caputo, y al embajador francés en la Argentina, Antoine Blanca. El otro, de cooperación económica, firmado en París durante la primera reunión de la Comisión de Cooperación Económica Franco-Argentina por el secretario de Comercio argentino, Ricardo Campero, y el secretario de Relaciones Exteriores de Francia, Jean Michel Baylet, que otorgaba prioridad al ámbito energético (6).
    La imagen positiva que despertó la primera fase del Plan Austral permitió también en el caso de Francia algunos avances en el terreno de la cooperación económica bilateral. Así, durante su visita a París en septiembre de 1985, el presidente Alfonsín reiteró los reclamos que hiciera oportunamente en Bonn para lograr la flexibilización de las políticas comerciales proteccionistas adoptadas por la CEE. Por su parte, el gobierno de Mitterrand ofreció a la Argentina la participación en el Plan Eureka de cooperación tecnológica. Otro dato interesante de esta visita de Alfonsín fue el interés demostrado por el gobierno socialista francés en la creación de un mecanismo de consulta entre la Comunidad Europea y el Consenso de Cartagena, con el fin de iniciar un debate sobre los aspectos políticos de la deuda externa de América Latina. Por cierto, esta propuesta francesa tenía fuertes puntos de coincidencia con la posición del gobierno radical respecto de la necesidad de solucionar el problema de la deuda externa a través de la negociación política entre los representantes de los países acreedores y deudores. Por último, se destacó también la firma de un convenio de cooperación económica, financiera e industrial que apuntaba a una colaboración bilateral más estrecha (7).
    Como producto de la voluntad de acercamiento de las autoridades de París, se firmó una serie de convenios, entre los que se destacaron el Acuerdo de Cooperación Económica, Industrial y Financiero -suscripto en París el 19 de septiembre de 1985, aprobado por Ley Nº 23.336 y entrado en vigor el 30 de septiembre de 1986-; el Acta de la II Reunión de la Comisión de Cooperación Económica Argentino-Francesa -en Buenos Aires, el 25 de febrero de 1986-; la Declaración Conjunta Argentino-Francesa -en París, el 23 de julio de 1987- y el Acta-Convenio (de cooperación económica, industrial y financiera) -en París, el 24 de julio de 1987 (8)-. No obstante, y tal como lo demostró el propio presidente Mitterrand durante su visita a la Argentina entre el 6 y el 10 de octubre de 1987, el nivel de la cooperación económica bilateral ente Buenos Aires y París nunca alcanzó en importancia el de los acuerdos preferenciales con España e Italia (9).
    Por cierto, la cooperación económica argentino-francesa, aunque limitada, no estuvo exenta de ribetes polémicos. Asi, a principios de enero de 1986 la cadena de televisión francesa TF-1 reveló una supuesta participación francesa como intermediaria para asegurar el financiamiento de una operación entre la Argentina y Libia que consistía en la venta de dos fragatas de tipo 42 equipadas con misiles Exocet, al régimen de Muammar Khadafi. Esta venta, que se frustró al parecer por las objeciones del propio presidente argentino Alfonsín, fue difundida por los medios de prensa locales y enfáticamente desmentida tanto por los funcionarios del Palacio San Martín como por el ex titular del ministerio de Defensa francés, Charles Hernú (10). Por su parte, la revista argentina Somos hizo referencia a una operación de "triangulación" de explosivos franceses por parte de Fabricaciones Militares de la Argentina en favor de Irán (11).
    Respecto de las cuestiones políticas en la agenda bilateral, un tema importante fue el de la cuestión Malvinas. Cuando Gran Bretaña decretó la zona económica exclusiva de pesca alrededor de las islas Malvinas el 29 de octubre de 1986, la reacción del gobierno francés fue de respaldo a la gestión negociadora. Así, en una entrevista concedida a la prensa el 31 de octubre, el presidente Mitterrand afirmó su disposición "a facilitar la conciliación y a tomar parte en todo lo que pueda contribuir a ella, según el derecho internacional (12)".
    Por su parte, el gobierno francés no dejó de respaldar, como sus colegas de la CEE, la gestión democrática de Alfonsín durante la rebelión de los militares "carapintadas" en abril de 1987. Este respaldo fue expresado a través de un comunicado de adhesión al gobierno argentino el 17 de abril (13).
    En el ámbito económico de las relaciones con Francia, se destacó la firma en París el 7 de octubre de 1988 del Acuerdo de Consolidación de Deudas, que entró en vigor en esa misma fecha (14).

  1. R. Russell, "Un año de política exterior: Las relaciones con los socios privilegiados", op. cit., p. 55, y R. Russell, "Un año de política exterior: Las relaciones con Estados Unidos, América Latina y Europa Occidental", op. cit., p. 145.

  2. Declaraciones de Cheysson sobre deuda externa citadas en Cronología relaciones internacionales de Argentina, op. cit., marzo / diciembre de 1984, p. 37, y en los artículos de R. Russell, "Un año de política exterior: Las relaciones con los socios privilegiados", op. cit., p. 55, y R. Russell, "Un año de política exterior: Las relaciones con Estados Unidos, América Latina y Europa Occidental", op. cit., p. 146. Ver también respecto de la posición francesa en el tema de la deuda externa los artículos de M. Wilhelmy, "Argentina: la política exterior del gobierno democrático", op. cit., p. 328, y O. Camilión, op. cit., p. 106; y los editoriales "El canciller francés alentó a un acuerdo de la Argentina con el FMI", Clarín, 29 de julio de 1984, p. 2, y "Francia condiciona sus inversiones", La Nación, 29 de julio de 1984, pp. 1 y 12. Asimismo, cabe agregar que las afirmaciones del canciller Cheysson ante su colega argentino Dante Caputo respecto de que "se debe negociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional y con el Club de París", porque ello daría a la Argentina "credibilidad en el mercado financiero internacional", motivaron el ingreso en la Cámara Baja, a principios de agosto de 1984, de un proyecto de resolución presentado por los diputados de la bancada justicialista Onofre Briz de Sánchez, Adam Pedrini y Lorenzo A. Pepe, rechazando las expresiones del ministro de Relaciones Exteriores francés como "una clara intromisión en los asuntos internos de nuestro país". Ver proyecto de resolución presentado por los diputados Briz de Sánchez, Pedrini y Pepe, en Cámara de Diputados, Reunión 19ª, Agosto 9 y 10 de 1984, Congreso Nacional, Diario de sesiones de la Cámara de Diputados año 1984, Tomo V: Sesiones ordinarias (del 26 de julio de 1984 al 15 de agosto de 1984), Buenos Aires, Imprenta del Congreso de la Nación, 1985, p. 2900.

  3. Cronología relaciones internacionales de Argentina, marzo / diciembre de 1984, op. cit., p. 38.

  4. "Amplio acuerdo de Alfonsín y Mitterrand", Clarín, 23 de octubre de 1984, pp. 2 y 3; "Balance de la gira europea. El límite...", op. cit.; y los trabajos de R. Russell, "Un año de política exterior: Las relaciones con los socios privilegiados", op. cit., p. 55, y R. Russell, "Un año de política exterior: Las relaciones con Estados Unidos, América Latina y Europa Occidental", op. cit., p. 146.

  5. Cronología relaciones internacionales de Argentina, enero / agosto de 1985, op. cit., p. 24.

  6. "Firmaron un convenio Argentina y Francia", La Prensa, 10 de marzo de 1985, p. 3, y Cronología relaciones internacionales de Argentina, enero / agosto de 1985, op. cit., p. 24.

  7. "Alfonsín se reunión con Mitterrand", La Nación, 19 de septiembre de 1985., p. 1; "En el Elíseo dialogó con el presidente Mitterrand. El mandatario francés apoyará las gestiones por la deuda", La Nación, 19 de septiembre de 1985, p. 2; "Malvinas, tema central", por Atilio Cadorín, La Nación, 19 de septiembre de 1985, p. 2; "Acuerdos económicos entre Francia y la Argentina. Firmes proyectos de inversión en áreas petroleras australes", La Nación, 20 de septiembre de 1985, p. 5; "Se incrementará a 60 millones de toneladas la exportación de granos", La Nación, 20 de septiembre de 1985, p. 5; y "Respaldo a Alfonsín del socialismo europeo", por Atilio Cadorín", La Nación, 20 de septiembre de 1985, p. 5; y los artículos de R. Russell y G. Fernández, op. cit., p. 23 ; R. Russell, "La política exterior de Argentina en 1985", op. cit., pp. 38-39, y K. Bodemer, op. cit., pp. 321-322.

  8. Textos de estos convenios en Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Dirección Tratados.

  9. Durante su visita de cuatro días a la Argentina, François Mitterrand firmó en la Sede de la Cámara de Comercio (CAC) un acta de constitución de la Comisión Binacional Argentino-Francesa y analizó la experiencia de cohabitación política. Ver al respecto los editoriales "Con las manos vacías", por D.S., Somos, Nº 576, 7 de octubre de 1987, pp. 16-17; "Contacto en Buenos Aires. Mitterrand trajo apoyo político antes que acuerdos económicos o negocios", Somos, Nº 577, 14 de octubre de 1987, pp. 12-13; IRELA, Cronología de las relaciones entre Europa Occidental y América Latina: 1987, op. cit., p. 91.

  10. "Frustrada venta de barcos a Libia", Clarín, 4 de enero de 1986, p. 10; "Desmentida de la Cancillería, Clarín, 5 de enero de 1986, p. 12; "En Francia. El caso de las fragatas", Clarín, 5 de enero de 1986, pp. 12 y 13, y "Comentarios en el exterior, Desmienten la venta de dos fragatas. Es falsa una versión, dijo la Cancillería", La Nación, 7 de enero de 1986, p. 5.

  11. "No hubo Irangate criollo... Los fabricantes de armamentos falsificaron papeles que hacían aparecer a Fabricaciones Militares triangulando explosivos franceses en favor de Irán", por Daniel Santoro, Somos, Nº 588, 30 de diciembre de 1987, p. 15.

  12. Declaraciones del presidente francés François Mitterrand, Clarín, 31 de octubre de 1986, cit. en C. Pottilli, op. cit., p. 102.

  13. IRELA, Cronología de las relaciones entre Europa Occidental y América Latina: 1987, op.cit., p. 37.

  14. Texto del Acuerdo de Consolidación de Deudas, París, 7 de octubre de 1988, en Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Dirección Tratados.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.