Visite nuestra página principal

Vale agregar como interesante dato anecdótico que la nueva expedición española que hacía sus preparativos en Cádiz en 1819, supuestamente dirigida a sofocar la revolución en el Río de la Plata, fue también objetivo de agentes argentinos que debían evitar su salida por todos los medios posibles. El gobierno de Pueyrredón envió dos ciudadanos de Buenos Aires, Andrés Arguibel y Tomás Lezica, que se establecieron en Cádiz y desplegaron propaganda, prometiendo protección a aquéllos que actuaran contra los planes del rey. Pueyrredón autorizó a Arguibel y Lezica a usar libremente cualquier monto de dinero necesario para promover la insurrección dentro del ejército español. Finalmente, la expedición de Cádiz fue abortada por la revolución liberal de Riego de 1820, eliminándose así uno de los focos de mayor preocupación para el gobierno de Buenos Aires desde que se había producido la revolución una década atrás.

 

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.