Visite nuestra página principal

En el momento del arribo del cónsul Parish al Río de la Plata, Rivadavia, entonces ministro de gobierno de Martín Rodríguez, era el hombre más influyente. No obstante, el poder de Rivadavia se veía amenazado por factores internos e internacionales. Entre los primeros estaban la oposición tanto de los caudillos provinciales del Litoral e Interior como la creciente hostilidad, en la propia Buenos Aires, de ciertas facciones y/o factores de poder -especialmente la Iglesia y los militares- debido a las medidas de corte liberal y anticlerical adoptadas por el ministro. Entre los factores externos, el más relevante era la presencia portuguesa en la Banda Oriental, que representaba una amenaza a los intereses de Buenos Aires. A pesar de la precaria posición del ministro Rivadavia, Parish le demostró rápidamente simpatía. El respaldo que el cónsul brindó al gobierno de Martín Rodríguez y su particular simpatía hacia Rivadavia quedó evidenciado en los despachos e informes que Parish envió a Canning:  

Tal es el resumen de la formación y progreso del actual gobierno libre de Buenos Aires. Los primeros años de la Revolución estuvieron marcados por esas escenas de matanzas y desórdenes sobre los que sería piadoso tender el velo del olvido; ¿pero dónde hay un pueblo que haya establecido su libertad sin circunstancias semejantes? ¿Qué horror se evitó en las primeras luchas por la libertad no sólo en este hemisferio sino en el nuestro, en Inglaterra, en Francia, Italia, y últimamente en la desdichada España?                                     

  La experiencia obtenida a alto precio es del mayor valor. En este país, en realidad, las lecciones aprendidas del curso de los hechos son inapreciables. Los errores del pasado quedarán proscriptos en el futuro; y los beneficios de un buen gobierno, que ha sido establecido al fin, son lo bastante reconocidos y comprendidos como para asegurar el apoyo de todas las clases de la población. (1)

Estos despachos asimismo reflejan la complejidad de la situación política interna en el Río de la Plata. El despacho de Parish a Canning del 27 de abril de 1824, luego de las elecciones que alejaron a la administración de Martín Rodríguez del gobierno de la provincia de Buenos Aires, constituye un claro ejemplo al respecto:

El (Rivadavia) ha hecho más por la mejora general en este Estado en los últimos tres años que todos sus predecesores en el poder, pero al poner en práctica sus planes el Sr. Rivadavia se ha creado muchos enemigos personales, especialmente entre la milicia y el clero. A la primera la ha reducido considerablemente en número; y de los numerosos conventos y monasterios que antes disponían de una gran influencia sobre Buenos Aires, quedan muy pocos. Las personas que han sufrido por estas medidas han trabajado activamente, desde la elección del nuevo gobernador, en crear un sentimiento contra Rivadavia, y lamento agregar que al parecer no sin cierto éxito. (2)

Esta última afirmación claramente señala que Parish consideraba a Rivadavia como una figura indispensable en el desarrollo de un Estado pacífico y progresista. En el poco tiempo que tuvieron contacto, Parish se había impresionado favorablemente de Rivadavia, y la perspectiva desalentadora de un nuevo gobierno, muchos de cuyos integrantes eran acérrimos enemigos de Rivadavia, producía temor tanto en Parish como en la comunidad británica residente en Buenos Aires. El liberalismo de Rivadavia, reflejado en muchas de las reformas lanzadas durante su gestión como ministro, ayudaron a generar una administración aceptable para la mayoría de los comerciantes y políticos británicos, quienes creían que, si perduraban, esas intenciones progresistas contribuirían a acelerar el reconocimiento de Gran Bretaña. (3)
   
Sin embargo, existía en los informes de Parish un exagerado optimismo respecto del grado de estabilidad alcanzado en el Río de la Plata durante la gestión ministerial de Rivadavia. En este sentido, los informes enviados en ese período por miembros de la comunidad mercantil británica en Buenos Aires contrastaban notoriamente con los del cónsul británico. Los primeros revelaban que más allá de las buenas intenciones de Rivadavia, la estabilidad en el Río de la Plata era todavía una asignatura pendiente y que recién cuando se alcanzara dicha estabilidad política interna Gran Bretaña podría considerar al ex virreinato como su socio comercial. (4)
   
Por otra parte, analizando el problema desde la perspectiva argentina cabe señalar que la cuestión del reconocimiento británico estuvo presente en la mente de Rivadavia desde el momento mismo de su llegada al ministerio de gobierno en 1821. Tan pronto como se enteró de que Canning había elegido un cónsul en el Río de la Plata, decidió retribuir el gesto británico y enviar un cónsul a Londres. Eligió como tal al británico John Hullett, de la empresa Hullett Brothers & Company, una de las firmas británicas más importantes en Buenos Aires, que pronto sería socia del mismo Rivadavia en un emprendimiento minero. Esta elección no agradó del todo a Canning, que creía que la elección de un nativo sería lo más conveniente para los dos países. Parish trató de convencer a Rivadavia de que designase como cónsul del Río de la Plata a José de San Martín. Rivadavia, que nunca estuvo en buenos términos con San Martín, astutamente explicó a Parish que este nombramiento no era conveniente debido al deseo del Libertador de América de instalar un monarca europeo en el Río de la Plata. (5)

  1. Parish a Canning, Public Record Office F.O. 6/4. citado en ibid., p. 211.

  2. Parish a Canning, 27 de abril de 1825, Archivo General de la Nación, Sala 7, 17-6-2, citado en ibid., p. 212.

  3. Ibid.

  4. Ibid., p. 213.

  5. Carta Nº 3 de Parish a Canning, 12 de abril de 1824, F.O. 6/3, citada en ibid., pp. 213-214 y en C. K. Webster, op. cit., tomo I, pp. 151-154.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.