Visite nuestra página principal

Capítulo 10: Las relaciones interestatales autónomas de Córdoba y Santa Fe

Como sabemos, y a diferencia de Chile (que era pequeño, homogéneo, y se desarrolló más rápidamente como auténtico Estado), la Confederación Argentina no fue propiamente un Estado (políticamente definido) sino una configuración de mini-Estados, cada uno de los cuales tenía su propia moneda y su propio ejército (y a veces más de un ejército, en lucha el uno contra el otro). Como veremos en este capítulo (al igual que en otros, anteriores y posteriores) la representación de las relaciones exteriores argentinas por parte del gobernador de Buenos Aires no era sino una ficción jurídica más violada que respetada (a tal punto que Córdoba tuvo su propio ministro de relaciones exteriores). Además, los límites con Estados vecinos eran tan artificiales que era difícil distinguir un conflicto interno de un conflicto exterior, cuando se trataba de relaciones y/o guerras con países vecinos. Eventualmente, la "nación" sería construida desde el Estado, pero a estas alturas ni siquiera existía el Estado.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.