Visite nuestra página principal

La crisis en San Juan: el asesinato de Nazario Benavides

La crisis en San Juan se inició con un enfrentamiento entre el gobernador Manuel José Gómez y su ministro Saturnino Laspiur, ambos de tendencia liberal y partidarios de la candidatura de del Carril por un lado, y el comandante militar de la zona, general Nazario Benavides, por el otro, que culminó con el encarcelamiento del último en septiembre de 1858 bajo la acusación de conspirar contra el gobierno. Del Carril intentó sacar a Benavides de San Juan bajo la protección del gobierno de la Confederación. Pero los comisionados confederados llegaron tarde y junto con el asesinato de Benavides se desvaneció también la candidatura de del Carril, al aparecer ante Urquiza como sospechoso de complicidad con el núcleo liberal sanjuanino (1).
    De acuerdo con Julio Victorica, el partido opositor a Benavides -financiado por los hombres de Buenos Aires- había logrado desplazarlo del gobierno sanjuanino. El nuevo gobernador Gómez y su ministro Laspiur respondían a la influencia porteña, como así la prensa sanjuanina. Victorica intenta demostrar la implicación de algunos políticos porteños en el episodio, señalando que desde Buenos Aires periódicos como La Tribuna redactado por Juan Carlos Gómez y El Nacional por Domingo Faustino Sarmiento pedían la eliminación de Benavides por cualquier medio. Además, la evaluación que estos hombres hicieron del crimen quedó registrada en L'Union Etrangère, único periódico francés que entonces aparecía en Buenos Aires, que publicó las siguientes citas extraídas del diario La Tribuna:

¡El pueblo de San Juan ha sido el primer pueblo argentino que ha tenido el coraje de quebrar a un caudillo! (...)
Un pueblo ha dado ya el ejemplo de quitar la vida a su tirano (...)
El pueblo acude a la cárcel y hace justicia por sí mismo, fusilando a Benavídez y arrojando su cadáver después a la plaza pública, para ejemplo y escarnio de los tiranos.
San Juan ha dado el primer puntapié al edificio de cartón.
¡Adelante! que el porvenir es de los libres.
La provincia de San Juan y su gobierno se han elevado a una gran altura con el desenlace de la tentativa de Benavídez.
Esperamos que pronto nos llegue la noticia de que igual suerte ha tenido el degollador de Vences, el verdugo de millares de porteños.(...)
La época de los caudillos ha desaparecido en las márgenes del Plata y pronto no soportará en su suelo a ninguno de ellos ¡Con Benavídez han empezado los pueblos de ahora; con Urquiza, concluirán los pueblos de hoy!
¡Muy Bien!
Acabemos, y que sean públicos los sentimientos de cada uno (2).

Incluso fue ofrecido un álbum por parte del partido que dominaba en Buenos Aires a los autores o solidarios del asesinato del general Benavides. Entre las firmas que contenía, figuraba la del general Mitre. Todo el episodio sirvió para avivar aún más las hostilidades, pues además de la apología del crimen, los notables porteños llegaron al extremo de indicar la conveniencia de que a Urquiza le sucediera lo mismo.
    La crisis de San Juan se cerró con la intervención a la provincia por parte del ministro del interior Derqui y el general Pedernera, quienes impusieron como nuevo gobernador a José Antonio Virasoro, oficial del ejército correntino. Aunque el orden parecía haber sido restablecido en San Juan, su desenlace traería consecuencias negativas. Derqui había salido fortalecido del incidente y con él también los grupos favorables al uso de la fuerza contra Buenos Aires.

  1. H. Gorostegui de Torres, op. cit., p. 62.

  2. Apología del Asesinato, L'Union Etrangère, citado en Julio Victorica, Urquiza y Mitre, Buenos Aires, Hyspamérica, 1986, p. 122.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.