Visite nuestra página principal

Fracasada la mediación de Yancey, se habían activado los preparativos para la guerra entre el Estado de Buenos Aires y la Confederación Argentina. La escuadra confederada anclada en el puerto de Montevideo recibió y cumplió la orden de forzar el paso fortificado de Martín García. A su vez, el gobierno porteño había instado varias veces a Mitre para que tomara la ofensiva en la lucha, pero éste no lo había hecho consciente de que el fuerte de su ejército era la artillería e infantería, lo cual constituía una ventaja en una posición defensiva. Urquiza, en cambio, basaba su poder en una caballería experimentada y acostumbrada a las maniobras. Así, cuando llegaron las noticias de que el último había iniciado su avance, Mitre desplegó sus tropas a lo largo del arroyo Cepeda, al norte de Pergamino. El 23 de octubre de 1859 tuvo lugar la batalla de Cepeda, en la cual las fuerzas de la Confederación vencieron a las de Buenos Aires. No obstante, Mitre pudo salvar sus tropas, que se retiraron en orden a San Nicolás donde fueron embarcadas hacia Buenos Aires.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.