Visite nuestra página principal

La misión Hotham-Saint Georges (agosto de 1852)

Cuando en Londres se percibió como inminente la caída de Rosas, sir Charles Hotham -jefe británico de la batalla de Obligado, en ese momento knight de la Orden del Baño y almirante de la Real Armada- escribió al conde de Malmesbury, reemplazante de Palmerston en relaciones exteriores, que había llegado el momento de romper con el tratado Arana-Southern y conseguir que los vencedores de Rosas "abrieran el sistema Plata-Paraná a la libre navegación de las naciones marítimas" (1).
    A su vez, luego de la victoria de Urquiza en Caseros, éste mantuvo dos entrevistas con el representante británico Robert Gore. En la segunda de ellas, el general entrerriano explicitó para alegría del diplomático británico "planes para el desarrollo de los recursos de este magnífico y rico país; la apertura de los ríos a todas las naciones, pudiendo los navíos navegar libremente por los ríos y descargar y cargar sin tener que hacer escala previamente en Buenos Aires (...)" (2).
    No obstante, el Reino Unido prefirió enfocar sus gestiones diplomáticas para obtener la apertura de los ríos como una consecuencia de la guerra de 1845. Para ello, el Foreign Office se puso en contacto con el ministerio de relaciones exteriores francés. De este modo, a principios de mayo de 1852 una misión anglofrancesa integrada por Charles Hotham y el caballero Michel de Saint-Georges (secretario de Deffaudis durante el bloqueo anglofrancés de 1845) partió hacia Buenos Aires con el objetivo de borrar los acuerdos Arana-Southern y Arana-Lepredour. A mediados de agosto los comisionados anglofranceses llegaron a Montevideo. En la entrevista de Hotham con Urquiza y su ministro Luis J. de la Peña se habló de la libre navegación, que a juicio del almirante inglés debía completarse promoviendo la inmigración. "Traiga inmigrantes de todas las clases y países, pero dando preferencia a los de raza sajona; neutralizará el espíritu combativo de sus paisanos y así usted habrá hecho lo mejor: se interesarán en el comercio y olvidarán las ambiciones", aconsejó Hotham. Urquiza, influido por las Bases de Alberdi, apoyó en forma entusiasta las afirmaciones de Hotham: "Lo haremos señor; lo haremos así. Yo lo entiendo igualmente; éste deberá ser un país comercial y con libre navegación (3).

  1. Hotham a Malmesbury, FO 59/2, 20 de febrero de 1852, citado en José María Rosa, Historia argentina, tomo VI, Buenos Aires, Oriente, 1974., p. 11.

  2. Gore a Palmerston, 15 de febrero de 1852, FO 6, vol. 167, Nº 20, citado en J.R. Scobie, op. cit., p. 24, y en J.M. Rosa, op. cit., p. 11.

  3. Informe de Hotham a Malmesbury del 26 de agosto de 1852, en FO, cit. en J.M. Rosa, op. cit., p. 60.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.