Visite nuestra página principal

La negativa británica ante el proyecto urquicista de erigir una república mesopotámica

Como ya se mencionara, en septiembre de 1852 y ante el avance de la disidencia porteña, Urquiza volvió a su viejo sueño de separar la Mesopotamia del resto de la Confederación Argentina. Urquiza encomendó a su hijo Diógenes que expusiese al almirante inglés Charles Hotham, que estaba en Montevideo, su proyecto de erigir una república mesopotámica.
    El entonces director provisorio de la Confederación Argentina creía poder obtener el respaldo británico por dos razones: porque la división de las ex colonias españolas había sido un objetivo constante de la política de Londres desde los tiempos de lord Strangford, y debido a que esta idea de secesión de la Mesopotamia le había sido sugerida por Ouseley en 1846. Pero los pronósticos de Urquiza fallaron. No era lo mismo un desmembramiento territorial en 1846, que tenía chance de control inglés, que uno en 1852, donde las oportunidades más grandes las tenía Brasil, el gran vencedor de Caseros y la principal potencia en el Río de la Plata. En la perspectiva del Foreign Office, obsesionado con la idea de contener a Brasil, la nueva republiqueta mesopotámica tenía el riesgo de repetir el destino del Estado Oriental, títere del poderoso Imperio brasileño. Hotham se opuso categóricamente al proyecto de Urquiza, explicando a su hijo Diógenes: "nosotros estamos (...) interesados en mantener a la Confederación Argentina en su estado actual (...) y nos opondremos por todos los medios que nuestra influencia moral pueda darnos a esta quiebra y separación" (1). Paradójicamente el rechazo británico a su proyecto obligó a Urquiza a abandonar la idea de una república mesopotámica y a continuar con sus planes de organización de toda la Confederación reunida, los cuales -a pesar de la ausencia de Buenos Aires- luego culminaron con éxito.

  1. Hotham a Malmesbury, 25 de octubre de 1852, FO, 59/4, transcripto por H.S. Ferns, Gran Bretaña y Argentina en el siglo XIX, Buenos Aires, Solar-Hachette, 1968, p. 304, y citado en J.M. Rosa, op. cit., p. 70. 

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.