Visite nuestra página principal

La misión Derqui al Paraguay. El reconocimiento de la independencia y los tratados de julio de 1852

En los últimos tiempos del gobierno de Rosas las relaciones con Paraguay habían alcanzado tal punto crítico que la guerra estaba siendo considerada como una posibilidad. Para revertir esta situación, comunicar el reconocimiento de la independencia -una de las condiciones impuestas por Brasil a sus aliados- y acordar tratados de límites, amistad, comercio y navegación, poco después del triunfo de Caseros Urquiza decidió enviar a Santiago Derqui al Paraguay. El reconocimiento de la independencia fue declarado en ceremonia solemne el 17 de julio de 1852. Los tratados fueron firmados en el mismo mes, a pesar de las intrigas por parte de los brasileños para hacer fracasar las negociaciones (1). Luego Derqui decidió alentar la confianza mutua trabajando en favor de una alianza entre los dos países, pero las tratativas se fueron aminorando cuando las noticias de los sucesos de septiembre llegaron al enviado argentino. Finalmente, el tratado de alianza se transformó en sólo una carta personal de López a Urquiza ofreciendo asistencia militar contra Buenos Aires, en caso de ser necesaria (2).
    Sin embargo, el acercamiento entre la Confederación y el Paraguay no se consolidaría. El tratado de límites firmado por Derqui iba a ser muy mal recibido por la opinión pública de Paraná.El precio al cual la Confederación obtenía sus pretensiones sobre la zona de Misiones, que era la conservación por Paraguay de una jurisdicción exclusiva sobre el río Paraguay y extensos territorios a lo largo del Bermejo, sería juzgado como excesivo. El tratado fue aprobado por Urquiza, pero los congresos posteriores postergaron su ratificación.
    Por otro lado, la misión de Derqui terminó abruptamente cuando éste decidió regresar, a raíz de haber recibido instrucciones contradictorias, generadas en Paraná por el temor a la extensión de la revolución septembrina. Una carta de Derqui a Pujol es elocuente al respecto:

(...) una nota oficial del Ministro de Relaciones Exteriores (de la Argentina) en que me ordena solicite del Presidente (del Paraguay) suspenda la evacuación de las misiones por temor de que ese territorio se anarquizase y continúe custodiándolo hasta que mejore la situación del país, o cuando menos se establezca una ocupación mixta. Tal me contrariaba esta orden y contrariaba los intereses del país, que me resolví a no hacer uso de ella es decir, a no cumplirla; pero esto mismo escribía el Ministro al Presidente en carta particular, y dio al diablo con todos mis trabajos, habiéndose resuelto el Presidente a no hacer, por ahora, la entrega de las misiones, reconociendo sin embargo el derecho de la Confederación a ese territorio (...) (3)

El modo en que se produjo el retiro de Derqui y la demora del Congreso de Paraná en aprobar los tratados provocaron la desconfianza del presidente López respecto de las intenciones de Urquiza. Estos recelos además fueron usufructuados por los brasileños, quienes aspiraban a separar a los posibles aliados y a disponer del territorio de Misiones. Por último, en septiembre de 1855, el Congreso de Paraná rechazo los acuerdos con Paraguay firmados por Derqui y recomendó que se iniciaran nuevas negociaciones con ese país (4).

  1. La conducta dual de los diplomáticos brasileños dejó desconcertados a los políticos de la Confederación. Un informe de Derqui a Pujol, 12 de julio de 1852, Corrientes, II, 68-71, hacía referencia a las ampliamente conocidas intrigas brasileñas contra las tratativas argentinas en Asunción. Asimismo, otro informe, de la Peña a Derqui, 16 de septiembre de 1852, AGN-AU, demuestra que al ministro de relaciones exteriores de la Confederación le costaba creer tales episodios debido a que el representante brasileño en Paraná había asumido una actitud muy amistosa. Ramón J. Cárcano, Del sitio de Buenos Aires al campo de Cepeda, Buenos Aires, 1922, pp. 111-115, citado en J.R. Scobie, op. cit., p. 116.

  2. Derqui a Pujol, 29-30 de agosto de 1852, Corrientes, II, 125-126, citado en ibid., p. 116.

  3. Derqui a Pujol, 21 de noviembre de 1852, Corrientes, II, 234-235, citado en ibid., p. 117.

  4. Ibid., p. 117.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.