Visite nuestra página principal

El debate erudito sobre los títulos históricos entre la Argentina y Chile

Como se vio en un capítulo anterior, la nota del canciller argentino al gobierno chileno del 18 de diciembre de 1847, repudiando el establecimiento de Fuerte Bulnes realizado cuatro años atrás, había inaugurado oficialmente el debate sobre los títulos históricos de ambos países sobre la Patagonia y el estrecho de Magallanes. A la vez, Rosas había comisionado al historiador Pedro de Angelis para recolectar toda evidencia pertinente a fin de justificar los reclamos de la Confederación. En 1852 de Angelis completó su trabajo (1), el cual abrió una nueva ronda de discusión diplomática entre las dos partes. De Angelis sostenía que Chile no tenía derechos en el estrecho de Magallanes, citando como prueba de sus argumentos el contenido de 45 cédulas reales y 164 documentos de otro tipo (2). Por su parte, el gobierno chileno encargó a Miguel Luis Amunátegui la tarea de refutar los reclamos de de Angelis, y en un informe publicado en 1853 Amunátegui sostenía que el estrecho de Magallanes y toda la Patagonia pertenecían exclusivamente a Chile, una conclusión inaceptable para las autoridades argentinas (3). El autor chileno recibió a su vez la réplica del argentino Dalmacio Vélez Sársfield en su obra Discusión de los títulos del gobierno de Chile a las tierras del estrecho de Magallanes, publicada en Buenos Aires en 1854. Esta publicación de Vélez Sársfield provocó a su vez una nueva respuesta de Amunátegui, en la forma de un panfleto publicado en Santiago al año siguiente. Como réplica a dicho panfleto dos obras salieron a la luz en Buenos Aires: una, de Manuel Ricardo Trelles, titulada Cuestión de límites entre la República Argentina y el Gobierno de Chile, en 1865, y otra de Vicente Gregorio Quesada, La Patagonia y las tierras australes del continente americano, en 1875. Una nueva respuesta de Amunátegui tuvo lugar en 1879, en su obra Cuestión de Límites entre Chile y la República Argentina, aparecida en Santiago. El debate Quesada-Amunátegui será tratado más adelante.

  1. La obra de éste llevó por título Memoria histórica sobre los derechos de soberanía y dominio de la Confederación Argentina a la parte austral del continente americano, comprendida entre las costas del océano Atlántico y la gran cordillera de los Andes, desde la boca del Río de la Plata hasta el cabo de Hornos, incluso la isla de los Estados, la Tierra del Fuego, y el estrecho de Magallanes en toda su extensión.

  2. Pedro de Angelis, Memoria Histórica sobre los derechos de la Confederación Argentina a la parte austral del continente, Buenos Aires, 1852, pp. VI-VII, cit. en George Victor Rauch, The Argentine-Chilean boundary dispute and the development of the Argentine armed forces: 1870-1902, Ph.D. dissertation, New York University, 1989, p. 39.

  3. Robert Burr, By Reason or Force. Chile and the Balance of Power in South America, 1830-1905, Berkeley, University of California Press, 1967, pp. 88-89; Argentine-Chilean Boundary Report presented to the Tribunal Appointed by Her Britannic Majesty's Government "To consider and report upon the differences which have arisen with regard to the frontiers between the Argentine and Chilean Republics" to justify the Argentine claims for the boundary in the summits of the Cordillera de los Andes, according to the Treaties of 1881 & 1893, 5 vols., London, William Clowes and Sons Limited, 1900, p. 151, cit. en Donald Edward Willett, Across the Andes: United States, Argentina and Chilean Diplomatic Relations, 1865-1883, M.A. dissertation, Stephen F. Austin State University, 1976, p. 34.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.