Visite nuestra página principal

Mientras ocurrían estos sucesos en Entre Ríos, de claro corte antimitrista, Urquiza estaba a la expectativa de que Mitre le garantizara su apoyo para conservar sus estancias y gobierno en la provincia. Pero el entonces presidente nada hizo en ese sentido. En cambio, se puso en contacto con Urquiza el poderoso barón de Mauá, quien instó al gobernador entrerriano a no plegarse a la actitud evidenciada por los protagonistas de los sucesos de Victoria, Nogoyá y Paraná,  a través de una carta que le escribió el 1º de octubre de 1863, donde decía:

Perfectamente al tanto de los grandes sucesos que se proyectan en el Río de la Plata en combinación con el Paraguay, permítame V.E. que haga un llamado a su elevada razón, a su acrisolado patriotismo, el sentimiento del bien y de lo justo que predominan en el corazón de V.E. V.E. el más rico propietario de estos países, y digan lo que digan sus enemigos, la mayor influencia personal en la República Argentina, está más que ningún otro ciudadano interesado en la paz. En vez de dar oídos a elementos disolventes que desean pescar en aguas turbias, y procuran la influencia de V.E. para sus fines, póngase V.E. con resolución y firmeza al frente de la idea de paz a todo trance. Crea V.E. que semejante actitud elevará su nombre, aumentará su prestigio, etc., etc... a más de consultar visiblemente sus verdaderos intereses. (1)  

Pero Mauá, que desconfiaba del gobernador entrerriano,  contaba con un arma muy efectiva: sus patacones. Con el objetivo de obtener de Urquiza una actitud contemporizadora frente a los sucesos de Entre Ríos y la Banda Oriental, Mauá se dirigió al palacio San José, ofreciéndole al jefe del federalismo un empréstito a la provincia, la promesa de un subsidio nacional por el presidente Mitre y algo más, a juzgar por la versión de La Nación Argentina, que afirmó que  "el barón de Mauá (...) ha hecho arreglos particulares con el general Urquiza, supliéndole los fondos que necesita para sus negocios particulares". (2) Más allá del grado de veracidad de esta fuente, lo cierto fue que el banquero brasileño, luego de sus contactos con el gobernador entrerriano, pudo escribir a Mitre que estaba en condiciones de "asegurar la paz en la República Argentina". (3) Ni bien llegó la ayuda financiera del Imperio, Urquiza salió de su actitud expectante. El periódico Uruguay, órgano oficial de Urquiza, desautorizó los sucesos de Victoria, Nogoyá y Paraná como "actos contrarios a la política proclamada por el gobierno de la provincia" y concluyó que

la política que siga el general Urquiza es la única que ha de prevalecer en Entre Ríos, y esa gritería desenfrenada que no puede aprobar, cae en el ridículo, y sólo pueden darle valor los que deseen explotar los males de un conflicto.
El gobierno nacional, seguro de la lealtad del gobierno de la provincia, no mirará en esos actos, sino desahogos individuales sin importancia alguna política. (4) 

El último párrafo del periódico Uruguay demostraba que la extraña alianza que de hecho gestaron Mitre y Urquiza se mantenía en pie. Extraño pacto resultaba éste para los caudillos federales, entre ellos los jefes entrerrianos. Tan extraño era, que no obstante las certezas que se iban acumulando con el correr del tiempo respecto de la escasa voluntad de Urquiza de decidir el enfrentamiento con Mitre tan deseado por los jefes entrerrianos como López Jordán, Evaristo Carriego o Manuel Navarro, todavía la figura del gobernador entrerriano gozaba de prestigio entre los sectores populares de la provincia. La proyectada adhesión de Urquiza al "pronunciamiento" dispuesto para el 23 de octubre, aniversario de la batalla de Cepeda, no se concretó, factor que demostró, tal como comentara por carta el cónsul paraguayo Brizuela desde Montevideo al canciller Berges, que "el general Urquiza tiene aún poder para contener la revuelta". (5)  

  1. Carta del barón de Mauá a Urquiza, transcripta y traducida por Lidia Besouchet, Mauá y su época, p. 184, cit. en J.M. Rosa, op. cit., pp. 114-115.

  2. La Nación, 27 de octubre de 1863, cit. en ibid., p. 115.

  3. Archivo Mitre, XXIII, p. 62, cit. en ibid., p. 115.

  4. Periódico Uruguay, 7 de octubre de 1863, reproducido por La Tribuna, 20 de octubre de 1863, cit. en ibid., p. 115.

  5. Del Archivo de Relaciones Exteriores de Paraguay, reproducido por E. Cardozo, Vísperas..., p. 119, cit. en ibid., p. 116. 

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.