Visite nuestra página principal

Un capítulo polémico del proceso inmediatamente anterior a la guerra fue el aparente cambio de actitud de Urquiza. El gobernador entrerriano era presionado por la diplomacia oriental para que optara por un pronunciamiento en contra del gobierno porteño. A mediados de octubre de 1864, Urquiza recibía por boca de José Caminos un mensaje del ministro oriental en Asunción, José Vázquez Sagastume, solicitando que acogiera favorablemente la idea de una triple alianza y esperando su pronta respuesta. La respuesta de Urquiza no fue clara, ni afirmativa ni negativa, el general hizo una expresión general de sentimientos pero no fijó su posición. (1)
   
Al mismo tiempo que comunicaba la propuesta anterior, Caminos explicitaba las condiciones  en las cuales ésta podría llevarse a cabo. El mensaje ha quedado registrado sin firma, pero dado su importancia merece la transcripción:

1º- Si el general Urquiza se pronuncia por circunstancias que imposibiliten un acuerdo previo con el gobierno paraguayo, el general Urquiza será apoyado con elementos suficientes por este gobierno.
2º- Si el general Urquiza se pronuncia levantando por bandera la separación de Entre Ríos y Corrientes en un solo Estado, el general Urquiza será sostenido por el gobierno paraguayo con los elementos de que dispone y pueda disponer.
3º- Si el general Urquiza se pronuncia tomando por bandera la separación de Buenos Aires, y forma un solo Estado con las 13 provincias restantes, como en la época de su gobierno, será igualmente sostenido con todos los elementos de que dispone el gobierno paraguayo.
4º- Si el general Urquiza acepta cualquiera de las condiciones arriba expresadas, puede acreditar cerca del gobierno paraguayo un comisionado suficientemente autorizado, para el establecimiento de un tratado entre él o su gobierno, el Estado Oriental y República de Paraguay.
Será preferible a ningún otro, que el comisionado fuera S. E. el señor Sagastume o el general Virasoro o el general López Jordán. (2)

En la primera semana de noviembre Caminos estaba de regreso en Paraguay con la respuesta. El enviado de Urquiza transmitió su mensaje verbal al ministro Berges, señalando que “el general Urquiza acepta la cooperación ofrecida (...) pero declara no ser llegada la oportunidad de hacer ningún movimiento en la República”. Urquiza hacía saber cómo podrían darse las alternativas para  llegar a un pronunciamiento de su parte. En el primer caso, Urquiza protestaría contra la ocupación brasileña de territorio oriental y si el gobierno argentino se declaraba sostenedor de la política de Pedro II habría llegado entonces la oportunidad de declararlo traidor a la patria y proceder en consecuencia. Otra forma de arribar a un movimiento justificado era la siguiente:

El gobierno del Paraguay está en el deber de hacer efectivas sus nobles declaraciones contra Brasil, si éste ocupa una parte o el todo de la República Oriental. En este caso hace el gobierno paraguayo que sus tropas crucen u ocupen el todo o parte del territorio a que el argentino cree tener derecho. Viene entonces la complicación o el rompimiento en las relaciones entre estos gobiernos, y lo que es muy natural la orden del gobierno argentino al general Urquiza para ponerse con tropas entrerrianas en actitud de impedir el pasaje de las tropas paraguayas. El general Urquiza reúne su ejército autorizado por su gobierno y hecha esta operación, el general Urquiza entra en serias reflexiones con Mitre, como en la época de Rosas, buscando un rompimiento, y acredita en el acto un comisionado cerca de Paraguay, para ajustar en minutos el pacto que hoy todos desean.

Además Caminos estaba autorizado por Urquiza a darle al presidente López todas las seguridades de su adhesión y de que

el general Urquiza es su vanguardia con Entre Ríos y Corrientes; que será su baluarte mientras él influya en el país, y que los porteños no le tocarán de las provincias para expediciones sobre el Paraguay ni un solo hombre, como no lo harán de Entre Ríos y Corrientes. (3)

Por último, Caminos se entrevistó con el presidente López en su campamento de Cerro León y le informó de las personas que estaban de acuerdo con las ideas de Urquiza. Mencionó a Benjamín Victorica, al general Virasoro, quien estaba dispuesto a ir a Paraguay y ocupar un puesto en el ejército, y al general Ricardo López Jordán. Luego de mostrarle el campamento y los arsenales y hacerle presenciar ejercicios militares, López dijo a Caminos: “todo lo que Ud. ha visto, es la respuesta a mi compadre el general Urquiza. Ahora le toca a él producir los hechos en vez de las palabras”. (4)
   
Urquiza incluso presentó al presidente paraguayo un plan de operaciones. Este quedó explicitado en la carta de López dirigida al general entrerriano el 26 de febrero de 1865, en la cual el presidente paraguayo para concretar la cooperación mutua exigía lo siguiente: a) expresión pública de solidaridad de Urquiza con los paraguayos y orientales; b) exigencia del general entrerriano a Mitre respecto del libre tránsito por territorio argentino del ejército de López; c) "pronunciamiento" de Urquiza contra el presidente argentino, en caso de que éste se negara a conceder el paso de las fuerzas paraguayas por territorio argentino; y d) alianza de Urquiza con López contra Mitre. (5) 
   
Según José María Rosa, López no tenía justificación para creer en Urquiza, como tampoco la tendrían que haber tenido los jefes de las montoneras federales que esperaron inútilmente un nuevo "pronunciamiento" del polémico jefe entrerriano del federalismo. De todas maneras, es probable que más que confiar en la participación de Urquiza en la guerra de su lado, López haya sobrestimado la capacidad militar de sus fuerzas.
   
Urquiza estaba garantizando el orden mitrista que había comenzado en Pavón. Así lo había expresado oportunamente en una carta que dirigiera al presidente argentino el 9 de julio de 1864, donde decía 

Mi estimado Presidente: (...) halágame la fe de que nunca más nos contaremos en filas opuestas, porque mis convicciones son profundas por la paz, por la unión y la libertad de nuestra patria, tesoros de su prosperidad, porque V.E. vela (...). (6) 

Asimismo otros interesantes síntomas de la vigencia de la alianza Mitre-Urquiza fueron el ofrecimiento de Mitre a Urquiza de integrar el ejército nacional como general en jefe, ofrecimiento que el último agradeció en la carta anteriormente citada, y la invitación del líder del liberalismo nacionalista al jefe del federalismo a suscribir acciones del Ferrocarril Central Argentino, la cual Urquiza aceptó, suscribiendo acciones por un valor de 100.000 $ oro. (7)

  1. R.J. Cárcano, op. cit., I, pp. 143-144.

  2. Ibid., pp. 144-145.

  3. Ibid., p. 146. Cárcano aclara que todas estas afirmaciones han quedado archivadas como mensajes anónimos o verbales. Cuando aparece la firma, los temas son asuntos generales con la retórica habitual.

  4. Ibid., pp. 147-149.

  5. Carta de López a Urquiza, en Archivo General de la Nación, legajo Urquiza, reproducida en F. Chávez, op. cit., pp. 134-135, cit. en J.M. Rosa, op. cit., p. 148.

  6. Carta de Urquiza a Mitre, San José, Entre Ríos, 9 de julio de 1864, citada en Archivo del general Mitre, op. cit., tomo II, pp. 70-71.

  7. Carta de Mitre a Urquiza, Buenos Aires, 21 de junio de 1864; y carta de Urquiza a Mitre, Concepción del Uruguay, Entre Ríos, 2 de julio de 1864, fuentes citadas en ibid., tomo II, p. 72.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.