Visite nuestra página principal

Urquiza solicitó a Mitre por carta del 29 de diciembre de 1864 la autorización para que el ejército paraguayo pudiese cruzar por el territorio de Misiones para dirigirse a la República Oriental, según había convenido con Solano López. Mitre le respondió el 9 de enero de 1865 denegando dicho permiso. López decidió entonces solicitar oficialmente el tránsito al gobierno de Mitre por nota del 14 de enero de 1865. José María Rosa sugiere que hubo interferencia inglesa en el arribo de la solicitud paraguaya a manos de Mitre, pues Luis Caminos, el encargado de llevarla,  debió embarcarse en el vapor inglés Ranger, pero por razones poco claras su capitán se negó a transportarlo. (1) 
   
Caminos quedó demorado en Asunción debido a la imposibilidad de utilizar un buque paraguayo por la iniciada invasión de las fuerzas de López al Mato Grosso brasileño. El emisario paraguayo llegó a Buenos Aires recién el 5 de febrero, cuando el ejército brasileño se acercaba a Montevideo, el presidente Aguirre había renunciado y el nuevo gobierno oriental negociaba la rendición de la capital. La respuesta del canciller Rufino de Elizalde al gobierno paraguayo se concretó el 9 de febrero de 1865. Negaba el permiso al cruce de las fuerzas de López por territorio argentino "fiel a sus intereses de neutral", argumentando que "no es absolutamente necesario, no hay motivo imperioso que lo haga forzoso e indispensable", debido a que entre Paraguay y Brasil existía una amplia zona fronteriza donde cruzar las fuerzas sin necesidad de atravesar territorio argentino. En cambio, no se hacía objeción al tránsito fluvial: “Puede acordarse por agua a los beligerantes, sean o no ribereños, de los ríos que van a pasar y aun no mediando tratados que lo concedan, sin que por eso tenga que dar forzosamente el tránsito terrestre”. (2)
   
En nota de la misma fecha, tal vez inspirada por el diplomático británico Edward Thornton, ministro inglés en Buenos Aires y Asunción, Rufino de Elizalde pedía explicaciones al gobierno paraguayo por los movimientos de tropas cerca de la frontera, y solicitaba se aclarase el rumor "que se hace circular de que este ejército viene en marcha para pasar por territorio argentino en operaciones contra Brasil y su aliado el brigadier Flores, jefe de la revolución Oriental". (3)

  1. Comentarios de La Tribuna y La Nación Argentina, 2 y 3 de enero de 1865, respectivamente, cit. en ibid., p. 164.

  2. A. Rebaudi, La declaración de guerra de la República del Paraguay a la República Argentina, Buenos Aires, 1924, p. 162, citado en ibid., p. 165.

  3. Idem supra.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.