Visite nuestra página principal

La polémica de 1869: Juan Carlos Gómez versus Bartolomé Mitre

El gobierno argentino había ganado la guerra contra Paraguay, pero la euforia bélica de los inicios de la guerra había sido reemplazada en la culminación de la misma por un clima de inquietud acerca del sentido de una guerra que había exterminado a tantas personas, generado una enorme deuda financiera, y traído a territorio argentino desde los esteros paraguayos las epidemias de cólera y fiebre amarilla que estaban causando estragos, una de cuyas víctimas fue el propio vicepresidente del gobierno de Mitre, Marcos Paz.
    Para colmo, y contra las diatribas mitristas, nadie ni dentro ni fuera del territorio argentino, parecía odiar al Paraguay. Más bien existía un sentimiento de compasión hacia dicho país. Contra los deseos del propio Mitre y su canciller Rufino de Elizalde, el "tirano" López quedaba más bien como un héroe ante los ojos de federales y porteños. Así el fin que se había perseguido al ir a la guerra de la Triple Alianza contra Paraguay fue el eje de un debate que si bien no dejó una respuesta, evidenciaba que el mitrismo era objeto de agudas críticas aun dentro de los elementos más granados del liberalismo porteño. La polémica tuvo lugar en el ámbito de la prensa de Buenos Aires en 1869, cuando el conflicto aún no había terminado, y fue sostenida entre el ex presidente Bartolomé Mitre y el periodista oriental de vieja filiación liberal, Juan Carlos Gómez.
   
Juan Carlos Gómez lanzó sus dardos contra el ex presidente desde La Tribuna, aclarando que había estado en la guerra "que Buenos Aires le hizo a López" porque "una guerra a un tirano es para mí santa siempre, sin preguntar la razón de ella", pero no dejó de observar reparos a la política exterior mitrista al decir que "una funesta alianza ha esterilizado sus sacrificios". Mitre contestó a Gómez en La Nación Argentina el 1º de diciembre de 1869 en los siguientes términos:

los soldados argentinos no han ido a Paraguay a derribar una tiranía, aunque por accidente sea uno de los fecundos resultados de su victoria. Han ido a vengar una afrenta gratuita, a asegurar su paz interna y externa, a reivindicar la libre navegación de los ríos, y a reconquistar sus fronteras de hecho y de derecho. (1) 

 José María Rosa comenta al respecto que entre líneas Mitre estaba confesando en dicho artículo dos poderosos móviles para hacer la guerra contra López. El primero era el de utilizar la guerra como un elemento de cohesión interna, en el contexto de sus esfuerzos por la construcción de un Estado nacional argentino ("asegurar su paz interna y externa"). El segundo consistía en señalar la desmembración de Paraguay como otro poderoso objetivo para enfrentar a López ("libre navegación de los ríos... reconquistar las fronteras de hecho y de derecho"). (2) La polémica de 1869, que dejó abierto el interrogante sobre cuáles fueron los motivos por los que el gobierno de Mitre fue a la guerra contra el régimen de López, tuvo su continuación en la posterior discusión historiográfica entre liberales y revisionistas.

  1. José María Rosa, La Guerra del Paraguay y las montoneras argentinas, Buenos Aires, Hyspamérica, 1986, p. 268. Ver también Tulio Halperín Donghi, Una nación para el desierto argentino, Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1982, pp. 81-82.  La polémica ha sido reproducida con prólogo de Natalicio González, Cartas polémicas sobre la Guerra del Paraguay, Buenos Aires, Guaranía.  

  2. J.M. Rosa, op. cit., pp. 268-269.  

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.