Visite nuestra página principal

El incidente de Villa Occidental (noviembre de 1869)

Las contradicciones de la alianza argentino-brasileña comenzaron a manifestarse en la última etapa de la guerra contra Solano López. La Doctrina Varela constituyó el primer síntoma. A ésta siguió el incidente provocado en torno a los obrajes madereros de Villa Occidental, localidad ubicada frente a Asunción. El comando argentino, siguiendo los deseos del gobierno de Sarmiento de estimular la explotación maderera más allá del Pilcomayo y contando con el visto bueno del conde de Eu, había otorgado licencia para la instalación de obrajes en Villa Occidental. 
   
Río Branco, el ministro de relaciones exteriores del Imperio, se aprovechó de la situación para tratar de enemistar a los sobrevivientes paraguayos con el gobierno argentino, con el fin de impedir que éste reclamase el Chaco Boreal, tal como lo fijaba el tratado de la Triple Alianza que en su artículo 16º establecía: 

Para evitar las discusiones y guerras que traen consigo las cuestiones de límites, queda establecido que los aliados exigirán del gobierno del Paraguay á celebrar con los respectivos gobiernos tratados definitivos de límites bajo las bases siguientes:
El Imperio del Brasil se dividirá de la República del Paraguay por la línea del Río Apa, Cordilleras de Amambay y Maracayú, hasta el Salto de las Siete Caídas, y el Río Paraná.
La República Argentina se dividirá de la República del Paraguay por los ríos Paraná y Paraguay hasta encontrar los límites del Imperio del Brasil, los cuales son, en el Chaco, la Bahía Negra. (1) 

Para conseguir su propósito, Río Branco hizo que el triunvirato paraguayo elevara una protesta formal ante el gobierno argentino. La respuesta, efectuada el 17 de noviembre de 1869, fue una notificación de los generales Julio de Vedia y Emilio Mitre declarando que el Chaco Boreal era argentino. Días después una guarnición militar ocupaba Villa Occidental e izaba la bandera argentina.  Los periódicos paraguayos La Regeneración y El Pueblo clamaron contra "el atropello argentino". Estos acontecimientos constituyen para José María Rosa y Miguel Angel Scenna una muestra de la estrategia de la diplomacia imperial para obstaculizar la reclamación argentina de la parte que le correspondía según el tratado de la Triple Alianza, es decir del Chaco Boreal. (2) 
   
Pero, contra los pronósticos imperiales, esa reclamación argentina del Chaco Boreal estaría lejos de concretarse. El canciller Mariano Varela lanzaba su polémica Doctrina, quien, de manera abiertamente opuesta a los designios de Mitre de destruir a Paraguay como una entidad política autónoma, declaraba que "la victoria no da derechos". Era evidente que la experiencia de gobierno de Mitre y la misma guerra del Paraguay habían dejado un amargo cargo de conciencia a más de un liberal porteño. Es más: no entraba en los propósitos de Varela aprobar un acto tan impolítico como la ocupación de Villa Occidental por parte de las fuerzas argentinas antes de firmarse el tratado de paz que cerrase los problemas limítrofes y la misma guerra de la Triple Alianza. Contradecía la filosofía que animaba su Doctrina. Tampoco el ministro de guerra de Sarmiento, Gainza, estaba de acuerdo con la ocupación de Villa Occidental, y exigió informes al respecto a Mitre y de Vedia. Pero la ocupación de Villa Occidental continuó. Sarmiento, que había llegado al gobierno gracias al ejército, no estaba dispuesto a chocar con dos generales de prestigio como Emilio Mitre y Julio de Vedia. (3)
   
Por decreto de Sarmiento y prescindiendo del Congreso, se creó la gobernación del Chaco, nombrándose al frente de la misma al general Julio de Vedia, cargo que fue aceptado por éste el 31 de enero de 1872. La disposición acarreó la inmediata protesta del gobierno de Asunción, que estaba digitado por el Imperio. 

  1. Texto del artículo 16º del Tratado de la Triple Alianza del 1º de mayo de 1865, citado en Cecilio Báez, Resumen de la historia del Paraguay desde la época de la conquista hasta el año 1880, Asunción, H. Kraus, 1910, pp. 148-149.

  2. J.M. Rosa, Historia argentina, Buenos Aires, Oriente, 1974, tomo VII, p. 277; M.A. Scenna, op. cit., pp. 226-227.

  3. J.M. Rosa, Historia argentina, op. cit., t. VII, p. 278.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.