Visite nuestra página principal

La política de ocupación y colonización argentina y chilena en el área en disputa

Tanto el gobierno chileno como el argentino, más allá del tratado de 1856, que establecía la negociación diplomática directa o el eventual arbitraje de las zonas en litigio, decidieron continuar con su política de ocupación en la disputada zona austral a fin de reforzar sus derechos. Por el lado chileno, Oscar Viel, gobernador del territorio de Magallanes -que designaba al asentamiento chileno en el área del estrecho homónimo y tenía por capital a Punta Arenas-, alentaba el desarrollo de los depósitos de carbón y el establecimiento de aserraderos. En 1873, Viel escribió a las autoridades de Santiago, solicitando la extensión de la jurisdicción chilena sobre el Atlántico más allá del paralelo de 48o, sobre tierra patagónica y al norte del río Deseado. (1)
   
Por su parte la Argentina había fundado puestos avanzados en Chubut y Santa Cruz en 1859, y el capitán Luis Piedrabuena había establecido correos privados comerciales en Santa Cruz y la isla de los Estados. El gobierno argentino emitió permisos para recoger guano y comenzó a establecer colonias en la región patagónica. El presidente Bartolomé Mitre, siguiendo la política aconsejada por Alsina y Vélez Sársfield en la sesión de la Cámara de Senadores del 22 de julio de 1862, decidió fundar en 1863, violando el statu quo pactado en 1856, la colonia argentina de Chubut, ubicada a 40 leguas al sur del Río Negro. En julio de 1865 tuvo lugar el arribo de un contingente de colonos galeses, que recibió tierras en la actual provincia de Chubut. En ese mismo año, el gobierno argentino estableció un fuerte en bahía Gregorio, ubicada en la zona del estrecho de Magallanes ocupada por Chile, pero los indios asesinaron al comisario argentino y a los soldados que residían en él. El presidente Sarmiento continuaría la política de ocupación y colonización de la región patagónica, suponiéndola como territorio fuera de litigio. (2)
   
En 1870, el gobierno argentino otorgó una concesión de tierra al ciudadano francés Ernest Rouquad, quien estableció una fábrica de aceite de pescado en una cañada conocida como Los Misioneros, ubicada en la provincia de Santa Cruz. La persistente interferencia del gobernador chileno del territorio de Magallanes, Viel, a las actividades de Rouquad, forzaron a este último a pedir el auxilio del gobierno argentino, que sólo pudo despachar hacia el área en cuestión un barco pequeño y decrépito, el Chubut. Con el fracaso de la aventura de Rouquad, la tripulación del Chubut  se hizo cargo de sus instalaciones y procedió a explorar el río Santa Cruz, alcanzando sus nacientes en el lago Argentino, el 26 de noviembre de 1873. Un pequeño asentamiento argentino permaneció activo en la isla de Pavón, en el río Santa Cruz, bajo la conducción del veterano marino y explorador Luis Piedrabuena. Viel intentó dificultar la existencia de esta colonia, tal como lo había hecho con Rouquad, pero el asentamiento permaneció. 
   
Hacia la década de 1870 Chile y la Argentina comenzaron a percibir su disputa bajo una luz diferente. Para Chile, la tierra en cuestión representaba un lugar para la creciente población chilena y para asentar y desarrollar las industrias en crecimiento. Debido a que la mayor parte del comercio chileno pasaba a través del estrecho de Magallanes, el gobierno chileno consideró al  mismo como una llave estratégica para su seguridad política y económica. Si un poder enemigo controlaba estas vías marítimas la posición económica de Chile se vería en peligro. (3) Desde el punto de vista militar, también la posesión chilena del estrecho era esencial. En tiempo de guerra la supervivencia de Chile dependería de su habilidad para alcanzar el océano Atlántico.   
   
Para la Argentina las zonas en disputa eran igualmente vitales. Como Chile, la Argentina percibía esta tierra como un área de expansión futura. Debido a su favorable posición sobre el océano Atlántico, la Argentina no consideraba al estrecho como una llave geopolítica para su bienestar militar y comercial, como lo hacía Chile. Pero debido a la futura amenaza militar o comercial que podía desarrollarse, la Argentina se negó en forma permanente a aceptar la soberanía de cualquiera otra nación sobre el litoral norte de los estrechos patagónicos. (4) 
   
Varios factores incidieron para que la disputa limítrofe entre la Argentina y Chile se reiniciara a mediados de la década de 1870. Primero, el creciente nacionalismo, encendido por la participación exitosa en guerras, demandaba el asentamiento de límites. Segundo, ambos países ponían en juego el prestigio y el orgullo nacional en la resolución de la disputa. Tercero, cada nación percibía la zona como vital para su seguridad comercial y militar. Por último, ambos países veían un arreglo favorable a sí mismos como prueba de que habían emergido como países líderes de las naciones de habla hispana en Sudamérica. (5) 

  1. Mateo Martinic Beros, Presencia de Chile en la Patagonia Austral: 1843-1879, Santiago, Andrés Bello, 1963, pp. 136-137, cit. en ibid., p. 58.

  2. Idem nota anterior, pp. 140-142, cit. en ibid., pp. 58-59. Ver también F.A. Encina, op. cit., p. 28.

  3. R.N. Burr, op. cit., pp. 102, 124; Foreign Relations of the United States Diplomatic Papers, 1878, Washington, Government Printing Press, 1866, Thomas A. Osborn to Evarts, 4-12-1878, p. 87, fuentes citadas en Donald Edward Willett, Across the Andes: United States, Argentina and Chilean Diplomatic Relations, 1865-1883, M.A. dissertation, Stephen F. Austin State University, May 1976, p. 38. También Geoffrey S. Smith, "The Role of José Balmaceda in Preserving Argentine Neutrality in the War of the Pacific", HAHR, vol. XIX, Nº 2, May 1969, p. 255, resalta el interés económico de Chile en controlar el estrecho de Magallanes.

  4. R.N. Burr, op. cit., p. 125, cit. en D.E. Willett, op. cit., p. 38.

  5. Idem nota anterior, cit. en ibid., pp. 38-39.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.