Visite nuestra página principal

El acuerdo secreto de los presidentes Julio Argentino Roca y Federico Errázuriz, firmado el 2 de noviembre de 1898 (1), disponía que cinco delegados argentinos y cinco chilenos, reunidos en una conferencia internacional, tratarían de llegar a un acuerdo sobre la cuestión de la Puna a través de la negociación directa. En caso de fallar este camino, se procedería a retomar la cuestión en una comisión conformada por un delegado argentino, uno chileno y el arbitraje del ministro plenipotenciario norteamericano en Buenos Aires William Buchanan.
    La opción de negociación directa entre los delegados argentinos y chilenos sobre la cuestión de la Puna de Atacama en la Conferencia Internacional de Buenos Aires que sesionó del 1º al 9 de marzo de 1899 fracasó, pues las partes propusieron criterios divergentes de demarcación y no se pusieron de acuerdo (2). Ante este traspié, entre el 21 y el 24 de marzo del mismo año se conformó la prevista comisión reducida, integrada por Enrique McIver de Chile, José Evaristo Uriburu de la Argentina, y el ministro norteamericano en Buenos Aires, William Buchanan, como árbitro entre las partes.
    El diplomático norteamericano utilizó un método singular para resolver el litigio, que fue objeto de interpretaciones diversas. Según la tesis doctoral de George Victor Rauch, Buchanan diseñó una línea de demarcación y la dividió en siete secciones. El árbitro y ministro plenipotenciario norteamericano votó cuatro veces con el delegado argentino, dos veces con el chileno y, en el sector restante, el voto fue unánime (3). Según Miguel Angel Scenna, Buchanan dividió en ocho sectores, y no en siete el área en disputa, y averiguó en cuántos de ellos los delegados argentino y chileno estaban de acuerdo. Tras comprobar que sólo en un sector ambas delegaciones lograban acordar sus respectivas posiciones, Buchanan decidió que los siete sectores restantes fueran resueltos por votación entre Uriburu, MacIver y él mismo. Buchanan votó cinco veces en favor del delegado argentino y dos por el chileno (4).
    El 24 de marzo de 1899 estuvo listo el fallo, conocido como laudo Buchanan, con el cual al menos uno de los frentes fronterizos en litigio, el de la Puna de Atacama, quedó cerrado. De 75.000 kilómetros cuadrados de territorio en disputa, 64.000 kilómetros cuadrados (85% del total) quedó para la Argentina, y 11.000 (15%) para Chile (5).
    Para Zeballos, el saldo del arbitraje norteamericano en torno de la Puna de Atacama constituyó un nuevo reflejo de la -en términos del revisionista argentino José María Rosa- tradicional "antidiplomacia" o debilidad diplomática argentina. De acuerdo con el ex canciller argentino,

el árbitro debió decidir entre la ocupación efectiva de San Pedro de Atacama y de su territorio por Chile y la cesión que Bolivia hiciera a la República Argentina en 1893. Si el gobierno argentino hubiera por lo menos protestado, la ocupación chilena de 1884 y 1886 y las leyes posteriores creadoras de las provincias de Atacama y Antofagasta y la cesión boliviana, habrían influido notablemente en el ánimo del honorable Buchanan. Pero una serie de negligencias ignorantes y debilidades argentinas, consumadas de 1884 a 1888, consintieron solemnemente la ocupación (6).

  1. Respecto de las actas del 2 de noviembre de 1898, G.V. Rauch, op. cit., p. 337, cita los siguientes trabajos: Gordon Ireland, Boundaries, Possessions and Conflicts in South America, New York, Octagon Books, 1971, pp. 19-20; Raúl C. Rey Balmaceda, Límites y fronteras de la República Argentina: epítome geográfico, Buenos Aires, OIKOS, 1979, pp. 84-86, y Jaime Eyzaguirre, Chile durante el gobierno de Errázuriz..., op. cit., pp. 257-259. Ver también J. Dupouy Grez, op. cit., p. 161. Asimismo Memoria... al Congreso Nacional de 1899, Ministerio de Relaciones Exteriores, Culto y Colonización, Santiago de Chile, 1899, pp. 39-41, cit. en R.N. Burr, op. cit., p. 226.

  2. Los delegados por parte de Chile fueron: Eulogio Altamirano, Enrique MacIver, Eduardo Matte, Luis Pereira y Julio Zegers. Por el lado de la Argentina, Bernardo de Irigoyen, Bartolomé Mitre, Juan José Romero, José E. Uriburu y Benjamín Victorica.

  3. G.V. Rauch, op. cit., p. 338.

  4. M.A. Scenna, Argentina-Chile. Una frontera caliente, op. cit., pp. 105-106.

  5. R.C. Rey Balmaceda, op. cit., pp. 88-89, cit. en G.V. Rauch, op. cit., p. 338.

  6. I. Ruiz Moreno, op. cit., p. 241.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.