Visite nuestra página principal

Tras el tratado de 1898, que estableció la línea divisoria, el representante diplomático argentino en Río de Janeiro, Manuel Gorostiaga, firmó, el 2 de agosto de 1900, con el ministro de relaciones exteriores del Brasil, Olyntho M. de Magalhaes, un convenio por el cual se otorgaban las instrucciones a la comisión mixta para la tarea de demarcación de la frontera. En el caso de los ríos Uruguay e Iguazú, dicha comisión debía seguir la línea del thalweg determinado por el canal principal de mayor calado y más fácil de navegar, debiendo observar estos requisitos en el momento de demarcación (1). En junio, julio y agosto de 1904 se firmaron las actas de la comisión mixta internacional demarcadora de límites, las cuales fueron aprobadas por el gobierno argentino en febrero de 1907 (2).
    El 4 de octubre de 1910, en Río de Janeiro, se firmó entre los representantes de los gobiernos argentino y brasileño un protocolo por el que se confirmaba la aprobación de ambos gobiernos de todos los trabajos efectuados por la comisión argentino-brasileña desde el 3 de noviembre de 1900 hasta el 6 de octubre de 1904, en cumplimiento del fallo arbitral de 1895, del tratado de límites de 1898 y de las instrucciones de 1900. Quedaba definitivamente aceptada la demarcación limítrofe efectuada desde la isla de la boca del río Cuareim hasta la confluencia del río Iguazú con el Paraná (3). En esa misma fecha de octubre de 1910, en Buenos Aires, el canciller argentino Carlos Rodríguez Larreta y el ministro brasileño Domicio da Gama firmaron una convención complementaria del tratado de límites de 1898, cuyo objetivo era facilitar la delimitación de la frontera en el río Uruguay hasta el extremo austral y la isla brasileña del Cuareim. El artículo 1º del tratado del 6 de octubre de 1898 quedaba sustituido por el siguiente:

La línea divisoria entre la República Argentina y el Brasil en el río Uruguay, comienza en la línea normal entre las dos márgenes, que pasa un poco a bajamar de la punta sudoeste de la isla brasileña de Quarahim; sigue, subiendo el río a distancia media de la margen derecha o argentina y de las márgenes occidental y septentrional de la isla brasileña, pasando por frente a la boca del río Miriñay en la Argentina y a la boca del río Quarahim, que separa el Brasil de la República Oriental; subiendo el mismo río Uruguay, va a encontrar la línea que une los dos hitos inaugurados el 4 de abril de 1901, uno brasileño en la boca del Quarahim, otro argentino en la margen derecha del Uruguay.

De ahí sigue por el "thalweg" del Uruguay hasta la confluencia del Pepirí-Guazú, como quedó estipulado en el artículo 1º del Tratado de 6 de octubre de 1898, y conforme a la demarcación hecha de 1900 a 1904, tal como consta del acta firmada en Río de Janeiro el día 4 de octubre de 1910 (4).

No obstante, la cuestión limítrofe argentino-brasileña todavía demandaría tiempo para alcanzar la solución definitiva. El 27 de diciembre de 1927, otra convención complementaria de límites -que rige desde el 9 de julio de 1941- precisó los términos del tratado de 1898 estableciendo que

la línea divisoria entre el Brasil y la República Argentina, en el río Uruguay, comienza en la línea normal entre las dos márgenes del mismo río y que pasa un poco a reflujo de la punta sudoeste de la isla brasileña del Cuareim, también llamada la isla Brasileña, sigue subiendo el río, por el medio del canal navegable de éste, entre la margen derecha o argentina y las márgenes occidental y septentrional de la isla del Cuareim, o Brasileña, pasando frente a la boca del río Miriñay, en la Argentina, y a la boca del río Cuareim que separa el Brasil de la República Oriental del Uruguay, y, prosiguiendo del mismo modo por el río Uruguay va a encontrar la línea que une los dos hitos inaugurados el 4 de abril de 1901, uno brasileño, en la barra del Cuareim, otro argentino, en la margen derecha del Uruguay. De ahí sigue por el talweg del Uruguay, hasta la confluencia del Pepiry Guassú, como quedó estipulado en el artículo 1º del Tratado del 6 de octubre de 1898 y conforme a la demarcación hecha de 1900 a 1904 como consta por el acta firmada en Río de Janeiro el 4 de octubre de 1910 (5).

  1. República Argentina, Tratados, convenciones, protocolos, actos y acuerdos internacionales, op. cit., tomo II, pp. 673-676.

  2. República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Catálogo de tratados, convenciones y demás actos internacionales celebrados por la República Argentina desde el 25 de mayo de 1810 hasta el 31 de diciembre de 1942, Buenos Aires, 1943, p. 49.

  3. República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria de Relaciones Exteriores y Culto presentada al Honorable Congreso Nacional correspondiente al año 1910-1911, Buenos Aires, J. Alsina, 1911, pp. XVII-XVIII y 13-45.

  4. El tratado establecía lo siguiente:

    Artículo 1º- Desde la línea que une el hito brasileño de la desembocadura del Quarahim y el hito argentino que queda casi enfrente en la margen derecha del Uruguay, hitos inaugurados ambos el 4 de abril de 1901, la frontera entre la República Argentina y el Brasil, baja el mencionado Río Uruguay, pasando entre su margen derecha y la isla brasileña, y así va hasta encontrar la línea normal entre las dos márgenes, que quede situada un poco a bajamar de la extremidad sudoeste de dicha isla.

    Art. 2º- Comisarios técnicos nombrados por los dos Gobiernos, harán el levantamiento de la sección del río Uruguay, entre las dos líneas arriba indicadas y establecerán un nuevo hito brasileño en la extremidad sudoeste de la isla y otro argentino que corresponda a ese, sobre la margen derecha.

    Art. 3º- El artículo 1º del Tratado de 6 de octubre de 1898, queda substituido por el siguiente: La línea divisoria entre la República Argentina y el Brasil en el río Uruguay, comienza en la línea normal entre las dos márgenes, que pasa un poco a bajamar de la punta sudoeste de la isla brasileña de Quarahim; sigue, subiendo el río a distancia media de la margen derecha o argentina y de las márgenes occidental y septentrional de la isla brasileña, pasando por frente a la boca del río Miriñay en la Argentina y a la boca del río Quarahim, que separa el Brasil de la República Oriental; subiendo el mismo río Uruguay, va a encontrar la línea que une los dos hitos inaugurados el 4 de abril de 1901, uno brasileño en la boca del Quarahim, otro argentino en la margen derecha del Uruguay.

    De ahí sigue por el "thalweg" del Uruguay hasta la confluencia del Pepirí-Guazú, como quedó estipulado en el artículo 1º del Tratado de 6 de octubre de 1898, y conforme a la demarcación hecha de 1900 a 1904, como consta del acta firmada en Río de Janeiro en 4 de octubre de 1910.

    Art. 4º- La presente Convención, mediante la necesaria autorización del Poder Legislativo de ambas Repúblicas, será ratificada por los dos Gobiernos y las ratificaciones serán canjeadas en la Ciudad de Rio de Janeiro, o en la de Buenos Aires en el más breve plazo posible.

    República Argentina, Tratados, convenciones, protocolos, actos y acuerdos internacionales, op. cit., tomo II, pp. 713-715.

  5. Esta convención complementaria establecía lo siguiente:

    Art. I: Desde la línea que une el hito brasileño de la barra del Cuareim, y el hito argentino que está situado casi a su frente, en la margen derecha del Uruguay, hitos inaugurados ambos el 4 de abril de 1901, la frontera entre el Brasil y la República Argentina, desciende dicho río Uruguay, pasando entre su margen derecha y la isla brasileña del Cuareim, también llamada isla brasileña, y así continúa hasta encontrar la línea normal entre las dos márgenes del mismo río, situada un poco a reflujo de la extremidad Sudoeste de dicha isla.

    Art. II: Comisarios técnicos nombrados por los gobiernos efectuarán el levantamiento de la sección del río Uruguay entre las dos líneas arriba indicadas y establecerán un nuevo hito brasileño en la extremidad Sudoeste de la isla y otro argentino que corresponde a aquél sobre la margen derecha del río.

    Art. III: El artículo 1º del tratado del 6 de octubre de 1898 queda substituido por el siguiente:

    La línea divisoria entre el Brasil y la República Argentina, en el río Uruguay, comienza en la línea normal entre las dos márgenes del mismo río y que pasa un poco a reflujo de la punta Sudoeste de la isla brasileña del Cuareim, también llamada la isla brasileña, sigue subiendo el río, por el medio del canal navegable del mismo, entre la margen derecha o argentina y las márgenes occidental y septentrional de la isla del Cuareim o Brasileña, pasando frente a la boca del río Miriñay, en la Argentina, y a la boca del río Cuareim que separa el Brasil de la República Oriental del Uruguay, y, prosiguiendo del mismo modo por el río Uruguay va a encontrar la línea que une los dos hitos inaugurados el 4 de abril de 1901, uno brasileño, en la barra del Cuareim, otro argentino, en la margen derecha del Uruguay. De ahí sigue por el Talweg del Uruguay, hasta la confluencia del Pepiry-Guassú, como quedó estipulado en el artículo 1º del Tratado del 6 de octubre de 1898 y conforme a la demarcación hecha de 1900 a 1904 como consta por el acta firmada en Río de Janeiro el 4 de octubre de 1910.

    Art. IV: (de forma).

    Firmado: Antonio Sagarna - José de Paula Rodrigues

    Ley 12.639, de septiembre 12 de 1940. Convención complementaria de límites con el Brasil, suscripta en Buenos Aires el 27 de diciembre de 1927, en Anales de legislación argentina. Complemento años 1920-1940, Buenos Aires, La Ley, 1953, p. 878.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.