Visite nuestra página principal

Capítulo 38: Las relaciones con Bolivia, Paraguay y Uruguay

Los estados "débiles" como Bolivia, Paraguay y Uruguay jugaron un rol crucial en el delicado equilibrio de poder entre las naciones "fuertes" de la subregión, es decir, la Argentina, Brasil y Chile. En este sentido, mientras Bolivia fue una nación importante en la permanente definición del inestable balance argentino-chileno en el área pacífica del Cono Sur, Paraguay y Uruguay se convirtieron en la manzana de la discordia en la puja argentino-brasileña por la hegemonía en el frente atlántico de la subregión. Por cierto, esta reflexión arroja una sombra de duda acerca de la tradicional tipología que sostiene la existencia de "países débiles" y "fuertes" en la subregión conosureña, teniendo en cuenta los recursos de poder "duros" de los distintos países, especialmente el poder militar. En este complejo juego de alianzas del Cono Sur, los países supuestamente "débiles" tuvieron un papel muy importante como "compensadores" del balance o equilibrio de poder subregional. En ello radicó justamente su "fortaleza". Lo veremos en el caso de Bolivia, cuyo gobierno apostó, a través de una diplomacia de doble faz, a obtener las máximas ventajas posibles de los dos competidores en el área Pacífico: la Argentina y Chile. Por supuesto, idéntica tendencia se registró para el caso de las aparentemente "débiles" repúblicas de Uruguay y Paraguay, que se convirtieron en la manzana de la discordia en el equilibrio de fuerzas entre la Argentina y Brasil.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.