Visite nuestra página principal

La frontera sur del Chaco se ubicaba al norte de las provincias de Santa Fe y Santiago del Estero, y subía hasta Salta. A partir de 1870, el jefe del sector santafesino era el coronel Manuel Obligado y el del sector salteño el coronel Napoleón Uriburu. En dicho año, el último encabezó una expedición que, partiendo de Salta, recorrió la región chaqueña hasta Resistencia. El éxito de esta penosa marcha, sin embargo, no dio como resultado la ocupación de territorio. En 1872, el gobierno creó el territorio del Chaco, el primero constituido fuera de los límites provinciales y dependiente del gobierno nacional. En 1879, el jefe de la frontera santafesina Obligado realizaba una nueva marcha al interior del Chaco, con el objetivo de abrir el camino que comunicara Corrientes con Salta. El recorrido se llevó a cabo dificultosamente, pues era una zona poblada por indios belicosos. Dos años más tarde, el comandante Rudecindo Ibazeta exploraba la región comprendida entre el río Bermejo y el Pilcomayo. No obstante estas expediciones, el ministro de guerra BenjamínVictorica señalaba en 1881:

El Chaco Central es más o menos desconocido. Para preparar las medidas a adoptar en un plan general de ocupación conviene explorarlo en todas sus direcciones. (...) No será ciertamente obra de un día, pero se debe bregar sin descanso en ella. Allí existen tres grandes regiones que serán tres gobernaciones o tres provincias ricas del futuro: el Chaco Oriental, el Austral y el Central (1).

Perseverando en la intención de explorar ese territorio, en diciembre de 1881 se ordenó por decreto al teniente coronel Juan Solá el reconocimiento de la frontera sobre las márgenes del Bermejo, expedición que coincidió con un período de repetidos ataques indígenas. En 1883, habiéndose terminado la campaña en la Patagonia, el gobierno argentino pudo ocuparse más del norte chaqueño. Victorica obtuvo la aprobación legislativa de un plan de operaciones que puso en manos del gobernador del Chaco Obligado y del coronel Francisco Bosch, quienes debían operar separadamente desde las costas del río Paraná hacia el oeste, para luego convergir en un punto. A pesar de lo penoso de las marchas, pudo quedar establecida una nueva línea de fortines, que se extendió a la altura del paralelo de 28º y con una longitud de 400 kilómetros. En 1884, el ministro Victorica encabezó personalmente otra expedición, que logró el control sobre el área central del Chaco, pero que no terminaría con el dominio de los indios sobre la región. Si bien la ocupación era incompleta, el gobierno nacional decidió, el 16 de octubre de 1884, la creación de dos territorios: la gobernación del Chaco, que se extendía desde el paralelo 28º, es decir el límite de la antigua línea fronteriza de Santa Fe y Santiago del Estero, hacia el río Bermejo y el Teuco; y el territorio de Formosa, que abarcaba la zona del Bermejo al Pilcomayo. El coronel Obligado estaría al frente de la primera y el coronel Ignacio Fotheringham del segundo (2).
    La resistencia indígena que se mantuvo en las zonas más alejadas demandó algo más de tiempo y esfuerzo. Así debieron realizarse nuevas expediciones, por ejemplo la que dirigiera el teniente coronel José Gomensoro en 1885, el coronel José N. Uriburu en 1887, el general Lorenzo Winter en 1899, el coronel Teófilo O’Donnell en 1907-1908. Todavía en 1911 debió crearse la Fuerza de Operaciones del Chaco, comandada por el coronel Enrique Rostagno, a la que se le ordenó someter en forma definitiva a los indios y ocupar la frontera sobre el Pilcomayo (3).
    La ocupación de ese vasto territorio que se extendía desde el Salado al Pilcomayo y desde el norte de Santiago del Estero hasta Salta exigiría la apertura de caminos, la radicación de poblaciones, la extensión de los medios de comunicación, etc. Pero, al mismo tiempo, el intento de su delimitación, para lo cual era necesario el trazado de la línea fronteriza en zonas que eran insuficientemente conocidas, provocaría litigios con los países vecinos.

  1. Memoria del Ministerio de Guerra y Marina, año 1881, p. 31, citada en Néstor Tomás Auza, "La ocupación del espacio vacío: de la frontera interior a la frontera exterior, 1876-1910", en Gustavo Ferrari y Ezequiel Gallo (comp.), La Argentina del Ochenta al Centenario, Buenos Aires, Sudamericana, 1980, p. 81.

  2. N.T. Auza, op. cit., p. 82-83.

  3. Ibid., p. 83.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.