Visite nuestra página principal

Ante la triple amenaza que para la hegemonía de Chile sobre la costa del Pacífico representaban la dudosa amistad brasileña, la posibilidad de un estrechamiento de los lazos comerciales (y políticos) entre Buenos Aires y La Paz, y la irresuelta cuestión de los territorios de Tacna y Arica con Perú, la diplomacia chilena decidió hacia mediados de 1895 cerrar sus conflictos con Bolivia.
    El 18 de Mayo de 1895 tuvo lugar la firma de tres tratados, suscriptos por el canciller chileno, Luis Barros Borgoño, y el representante boliviano en Chile, Heriberto Gutiérrez. El primer tratado, uno de paz, cerró oficialmente la guerra entre ambos países. En éste, las autoridades de Santiago asumieron ciertas obligaciones financieras hacia el gobierno boliviano, a cambio del reconocimiento de la soberanía de Chile sobre el litoral boliviano y la Puna de Atacama. El último territorio, aunque estaba bajo ocupación chilena, había sido cedido por Bolivia a la Argentina. El segundo tratado, uno de comercio, combinó un acuerdo comercial de carácter recíproco con garantías de protección hacia los empresarios de uno de los países firmantes que hicieran negocios en el territorio del otro, e incluyó disposiciones para la construcción de ferrocarriles.
    El tercero, y más importante, denominado de transferencia de territorios, era un compromiso secreto bajo el cual las autoridades chilenas prometían ceder Tacna y Arica, cuando Chile se asegurara la definitiva posesión de dichas provincias; y en caso de que esta alternativa (la de adquirir Tacna y Arica en detrimento de Perú) fuera imposible, las autoridades de Chile se comprometían a suministrar a Bolivia un puerto de mar en la bahía Vítor, ubicada en la parte sur de la provincia de Arica, y aún no legalmente ocupada por Chile (1).
    Con los tratados Barros Borgoño-Gutiérrez, la diplomacia chilena procuraba asegurar su hegemonía en la costa del Pacífico, amenazada por la Argentina y Perú, fomentando un equilibrio de poder subregional donde Bolivia tuviese mayor poder relativo y se ubicara cercana a Chile, independiente de la Argentina y hostil a Perú (2). Estos tratados buscaron establecer un nuevo equilibrio de poder en el Cono Sur, procurando frustrar el acercamiento entre Buenos Aires y La Paz, iniciado con la firma del tratado de límites Quirno Costa-Vaca Guzmán en 1889 y percibido como poco deseable por la diplomacia chilena.
    Decidida a eliminar cualquier posibilidad de acercamiento entre Buenos Aires y La Paz, la diplomacia chilena ofreció nuevas concesiones territoriales a Bolivia en el protocolo del 9 de diciembre de 1895, convenido en la ciudad boliviana de Sucre, entre el ministro de Chile en Bolivia, Juan Gonzalo Matta, y el canciller boliviano, Emeterio Cano. Las autoridades chilenas prometían a las bolivianas, en el plazo de dos años, la entrega de un puerto en el Pacífico; en el caso de no cumplirse dicho compromiso, quedaría sin efecto la cesión definitiva del litoral boliviano a Chile. Un nuevo protocolo, firmado en Santiago el 30 de abril de 1896, establecía que en la eventualidad de que Chile no pudiera traspasar a Bolivia el puerto de Arica, le traspasaría Vítor u otra caleta análoga en condiciones de servir como puerto para el comercio. Pero el Congreso boliviano añadió al tratado de transferencia de territorios una cláusula por la cual se reservaba el derecho de aceptar o no el puerto que ofreciera Chile. La cancillería chilena exigió la derogación de dicha cláusula y, como esto no fue aceptado por las autoridades bolivianas, las negociaciones quedaron suspendidas.

  1. R.N. Burr, op. cit., pp. 208-209.

  2. Ibid., p. 209.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.