Visite nuestra página principal

Al igual que ocurrió con otros países limítrofes, el gobierno argentino firmó con su par boliviano un tratado general de arbitraje el 3 de febrero de 1902 en Buenos Aires. Fueron sus signatarios el canciller argentino Amancio Alcorta y el ministro boliviano Juan C. Carrillo. Las partes contratantes se obligaban a someter a juicio arbitral todas las controversias, en cuanto no afectaran los preceptos constitucionales de cada país y siempre que no pudieran ser solucionadas mediante negociaciones directas. Si no hubiera acuerdo para la constitución del tribunal arbitral, éste se compondría de tres jueces: cada estado nombraría uno y éstos designarían al tercero. En caso de persistir el desacuerdo, la decisión se delegaba en un tercer estado. El tratado tenía una duración de 10 años y era renovable. El canje de ratificaciones se realizó en Buenos Aires el 27 de enero de 1903 (1).

  1. República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Tratados y convenciones vigentes en la Nación Argentina, tomo I: Acuerdos bilaterales, Buenos Aires, Coni, 1925, pp. 124-128.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.