Visite nuestra página principal

Durante el mes de agosto de 1905 emergió un proceso revolucionario que dividió las lealtades paraguayas en dos bandos. El gobierno argentino instruyó a su legación en Asunción, para que, obrando de manera conjunta con la de Brasil, hiciera lo posible por evitar una guerra civil, y por impedir que tanto los revolucionarios como las fuerzas adherentes al gobierno se apoderaran de buques de bandera argentina. De acuerdo con el último objetivo, las autoridades de la Casa Rosada enviaron una flotilla para patrullar los ríos. Tras una serie de acontecimientos, la gestión de mediación argentina se vio coronada por el éxito, firmándose el 12 de diciembre de ese año, a bordo del monitor argentino El Plata, el acta de paz entre los bandos en pugna.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.