Visite nuestra página principal

Ya en el nuevo año de 1885 el gobierno argentino insistió sobre el arbitraje y protestó. El 2 de enero, el canciller Francisco Ortiz acusó recibo de la protesta inglesa del 31 de diciembre y adjuntó una contraprotesta en forma de nota y memorándum en la que enumeraba los derechos argentinos a las islas. Enfatizó que no se podía considerar la cuestión como cerrada, y aceptaba recurrir al arbitraje (1). Aquel mes de enero mostró una inusitada actividad diplomática. Los días 8, 13 y 20 se cruzaron notas entre ambos gobiernos. En ellas, el británico insistió en que la "cuestión está cerrada". Por su parte, el gobierno argentino rectificó ciertas expresiones de la nota del gobierno británico y reiteró, una vez más, la voluntad de la República de someter la cuestión a arbitraje (2). Para Arce la situación podría describirse como una en la que el canciller no desistió en ningún momento de defender la posición argentina, y el representante británico, luego de iniciar una demanda sin fundamento, se vio obligado a defender a su país cerrando su posición y negándose "obstinadamente" a discutir los hechos y explicar la acción de 1833 (3).
    Durante 1886 se renovó el intercambio de notas y palabras. El gobierno argentino solicitó que se le diera una respuesta al memorándum de enero del año anterior y los británicos respondieron verbalmente en agosto que para ellos la cuestión estaba cerrada (4).
    El 3 de noviembre de 1887, siendo presidente Miguel Juárez Celman, el representante argentino en Londres, Luis Domínguez, solicitó al marqués de Salisbury que acusara recibo de la contraprotesta del 2 de enero de 1885 (5). La respuesta llegó finalmente el 9 de noviembre cuando el representante inglés F. Pakenham comunicó al canciller Norberto Quirno Costa que su gobierno consideraba concluida la discusión sobre las Malvinas.

  1. Para el texto completo de la contraprotesta argentina ver J.L. Muñoz Azpiri, op. cit., II, pp. 213-229; también J. Arce, op. cit., pp. 105-108.

  2. E. Ferrer Vieyra, 1993, op. cit., p. 180; para los textos de las notas ver J.L. Muñoz Azpiri, op. cit., II, pp. 230-240.

  3. J. Arce, op. cit., p. 107.

  4. E. Ferrer Vieyra, 1993, op. cit., p. 180.

  5. Ver el texto en J.L. Muñoz Azpiri, op. cit., II, p. 351.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.