Visite nuestra página principal

Capítulo 40: Las relaciones políticas con Gran Bretaña (1880-1930)

Las relaciones bilaterales entre la Argentina y Gran Bretaña han sido capítulo obligado en los estudios sobre política exterior argentina. No obstante, han sido las relaciones económicas las que concentraron la atención de los analistas. Poco se sabe sobre las relaciones político-diplomáticas entre ambos países, más allá de ciertas secuencias o episodios de esta vinculación mencionados en algunas compilaciones.
    Todo parece indicar, o al menos esa es la impresión después de consultar los fondos del Public Record Office, que la escasa importancia concedida a las relaciones políticas argentino-británicas es un reflejo de las propias prioridades establecidas por ambos países a su agenda internacional. Durante el período 1886-1914 la documentación correspondiente a la política comercial y a las relaciones económicas es abrumadoramente más voluminosa que la que se refiere a cualquier otro aspecto de las relaciones bilaterales.
    Tan es así, que en 1913 el representante británico acreditado en Buenos Aires, Reginald Tower, haciendo un balance de las relaciones entre ambos países hasta su acreditación, afirmaba que el 75 por ciento de la correspondencia con el gobierno argentino estaba destinada a abordar problemas de tráfico comercial, y que salvo en el caso de que una revolución pudiese interrumpir esos intercambios comerciales, se daba por supuesto que ni la naturaleza del gobierno, ni la composición del gabinete tenían interés alguno para los gobiernos de Su Majestad (1).
    Consultados los Embassy and Consular Archives para el período y los Suplementos a la Correspondencia General, los de la Colonial Office y otros departamentos de emigración relacionados con la correspondencia de las Falkland Islands, y los fondos bajo la signatura de Argentina Political, se puede afirmar que las relaciones políticas ocuparon un capítulo si no menor, sí supeditado al curso de las relaciones comerciales.
    De hecho, durante el período que nos ocupa, los enviados británicos no parecían estar muy interesados en los acontecimientos de la política argentina que no estuviesen directamente relacionados con los intereses económicos, y no será hasta 1906 cuando aparezcan informes anuales en los que la política nacional y las relaciones de la Argentina con terceros países ocuparán un lugar destacado. Hasta entonces los informes diplomáticos se ajustan a sucesos como las elecciones presidenciales, los cambios en el gobierno o conflictos de trascendencia como la revolución del ’90, lo cual obedece a las propias prioridades establecidas por los gobiernos británicos.
    Lo cierto, no obstante, es que entre 1886 y 1914 y con una incidencia desigual los temas centrales de las relaciones políticas entre ambos países fueron: los conflictos de soberanía en la Patagonia y el Atlántico Sur; los problemas relacionados con la emigración de súbditos ingleses a la Argentina, y en concreto de galeses a Chubut; y la preocupación y competencia de Gran Bretaña con otras potencias por la influencia en el Cono Sur, sobre todo en lo que respecta a los Estados Unidos y a las Conferencias Panamericanas.
    Debido al enorme arco temporal que abarca este capítulo, hemos resuelto dividir en tres fases el examen de las vinculaciones políticas angloargentinas entre 1880 y 1930. La primera comprende desde la llegada de Roca al gobierno (1880) hasta 1914, fecha del inicio de la Primera Guerra Mundial. La segunda abarca los años de la guerra (1914-1918), coincidentes en la Argentina con los gobiernos de Victorino de la Plaza y el primer tramo del gobierno radical de Hipólito Yrigoyen (1916-1922). Finalmente, la tercera fase, entre los años 1918 y 1930, comprende la primera posguerra hasta la crisis económica mundial de 1929 y sus efectos. En la Argentina, esta fase coincide con la última parte del primer gobierno de Yrigoyen, la gestión de Marcelo T. de Alvear (1922-1928), y el segundo gobierno de Yrigoyen (1928-1930), finalizado abruptamente por el golpe militar de septiembre de 1930.

  1. PRO FO 371/1897, República Argentina, informe anual, 1913, pp. 2-3. La cita textual en el original reza como sigue: "Relations with European Powers are principally centred in commercial matters, and it is safe to say that the 75 per cent. of our correspondence with the Argentine Government deals with questions of trade and trade alone. (...). Except for the possible interruption in our trade by reason of misgovernment or revolution, I take it that the machinery of Government, the composition of the Cabinet, the actions of the provincial governors and the like possess little or no interest to His Majesty´s Government".
Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.