Visite nuestra página principal

Los reclamos de soberanía en el Atlántico sur

Los problemas de soberanía, que en más de una ocasión enfrentaron a ambos países en las dos últimas décadas del siglo pasado y en las primeras del presente, se ciñeron a los territorios en el Atlántico Sur y en concreto a las Islas Malvinas -sobre las que la Argentina mantendría constantes reivindicaciones-, las Orcadas del Sur, las Georgias del Sur, las Sandwich del Sur, las Shetlands del Sur y la Tierra de Graham.
    Desde 1885 hasta 1914 las estrategias argentina y británica, en lo que a los territorios disputados se refiere, se mantuvieron en líneas generales constantes. Los gobiernos argentinos reclamaban con frecuencia lo que consideraban como parte del territorio nacional, al tiempo que intentaban por distintos medios mantener o acrecentar su presencia -real y simbólica- en la zona. Así surgió la guerra de mapas y los problemas relacionados con la instalación de observatorios meteorológicos en algunas de las islas en disputa. Por su parte, los británicos se mantuvieron impertérritos en la idea de que la soberanía en los territorios del Atlántico Sur no estaba sometida a consideración y que "la discusión estaba cerrada (...) y ellos (los asesores de Su Majestad) no consentirían en reabrir el asunto (1)". Dado la importancia que reviste para la Argentina, este tema será tratado en capítulo aparte.

  1. PRO FO 118/203, varias cartas del Foreign Office al ministro británico acreditado en Buenos Aires, F.J Pakenham, septiembre, octubre y noviembre de 1887; PRO 118/209, carta del representante británico en la que se señala la decisión de su gobierno de no reabrir la cuestión de la soberanía, 13 de abril de 1888.
Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.