Visite nuestra página principal

Las relaciones durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918)

El 4 de mayo de 1916 se produjo un incidente importante en el desarrollo de las relaciones entre la Argentina y Francia, al ser detenido en Cardiff por las autoridades británicas -a requisición de las francesas para que llevara carbón a Francia- el vapor argentino Curumalán, perteneciente a la empresa argentina Ernesto Tornquist y Cía., mientras se hallaba cargando carbón para la Compañía Argentina de Pesca. El gobierno francés, que sospechaba de la casa Tornquist como una firma argentina que servía a los intereses alemanes, pretendió someter el barco al Tribunal de Presas. Ese mismo día, el ministro de relaciones exteriores, José Luis Murature, envió sendos telegramas a los ministros plenipotenciarios acreditados ante los gobiernos de Gran Bretaña y Francia, notificándoles que el vapor Curumalán pertenecía a la sociedad argentina Tornquist y recomendándoles que gestionaran su liberación. Finalmente, el 1º de junio el gobierno francés, atendiendo los reclamos del ministro argentino en Francia, Enrique Rodríguez Larreta, permitió la salida del barco rumbo a la Argentina (1).
    No obstante este incidente, el gobierno argentino, presionado por la escasez de combustibles, fue resignando el alcance de su inicial postura neutral en la Primera Guerra, y adoptó actitudes crecientemente cercanas al bando aliado. En noviembre de 1917, el gobierno argentino respondió satisfactoriamente a la solicitud de la legación francesa y concedió por decreto la exportación de 250 toneladas de harina de trigo, que la casa Best & Cía. embarcó desde Buenos Aires con destino a Dakar -Africa Occidental Francesa (2)-.
    Asimismo, el 14 de enero de 1918 en Buenos Aires el gobierno argentino firmó con los de Francia y Gran Bretaña una convención otorgando a estos países un crédito para la compra de trigo y otros cereales. La convención fue firmada por el ministro de agricultura argentino Honorio Pueyrredón, el ministro francés Henri Jullemier y su colega británico Reginald Thomas Tower, y fue aprobada por el Congreso argentino el 21 de enero de 1918. Dicha convención establecía que los gobiernos de Francia y de Gran Bretaña comprarían en la República Argentina el sobrante de trigo y otros cereales por una cantidad aproximada de 2.500.000 toneladas, debiendo exportarlas antes del 1º de noviembre de 1918. El Gobierno Argentino abría un crédito a favor de los gobiernos británico y francés hasta la suma de cien millones de pesos argentinos oro cada uno. Las sumas giradas por estos créditos ganarían el 5% de interés anual. Los créditos concedidos serían utilizados para la compra de cereales argentinos y podrían también usarse para la adquisición de otros productos del país (3).
    Consecuentemente con el mencionado tratado, el 4 de febrero de 1918 el gobierno argentino dejó sin efecto el decreto del 26 de marzo de 1917 que prohibía la exportación de trigo y harina de trigo. La exportación sólo quedaba sujeta a que se pagara por el trigo un precio mínimo (4).

  1. El incidente de la captura del barco "Curumalán" y su favorable resolución en las siguientes fuentes: Anexo A, Guerra Europea, Telegrama del canciller José Murature al ministro argentino en Londres, Buenos Aires, mayo 4 de 1916; Telegrama del canciller Murature al ministro argentino en París, Rodríguez Larreta, mayo 4 de 1916; Telegrama de la legación Argentina en Francia al Ministro de Relaciones Exteriores, París, mayo 17 de 1916; Telegrama del canciller Murature al Ministro argentino en Londres, Buenos Aires, mayo 23 de 1916; Telegrama del canciller Murature al Ministro argentino en París, Buenos Aires, mayo 26 de 1916; Telegrama del Ministro argentino en París, Rodríguez Larreta, al canciller argentino Murature, París, mayo 26 de 1916; Telegrama de Murature a Rodríguez Larreta, Buenos Aires, mayo 30 de 1916 y Telegrama de Rodriguez Larreta a Murature, París, junio 1º de 1916, todos estos telegramas citados en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria...año 1916-1917, op. cit., pp. 31-39; Carlos A. Silva, La política internacional de la Nación Argentina, Buenos Aires, Imprenta de la Cámara de Diputados, 1946, pp. 522-525, y en Isidoro Ruiz Moreno, Historia de las relaciones exteriores argentinas, Buenos Aires, Perrot, 1961, p. 372.

  2. Anexo A: Guerra Europea, VIII, Decretos acordando permisos para la exportación de trigo y harina de trigo, C) Francia, Departamento de Relaciones Exteriores y Culto, Buenos Aires, Noviembre 27 de 1917, República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria de Relaciones Exteriores y Culto presentada al Honorable Congreso Nacional correspondiente al año 1917-1918, Buenos Aires, Imprenta y encuadernación del Hospicio de las Mercedes, 1919, p. 123.

  3. En sus partes más significativas, el tratado establecía:

    (...) Art. 1º- Los Gobiernos de Francia y de la Gran Bretaña, comprarán en la República Argentina el sobrante de trigo y otros cereales por una cantidad aproximada de (2.500.000) de dos millones quinientas mil toneladas, debiendo exportarlas antes del primero de Noviembre de mil novecientos diez y ocho. Los Gobiernos de Francia y de la Gran Bretaña, pagarán un precio mínimum de ($ 12.50 m/n) doce pesos con cincuenta centavos moneda nacional los cien kilos (100 kilos) de trigo, ($ 7.00 m/n) siete pesos moneda nacional los (100 kilos) cien kilos de avena, y ($ 15.00 m/n) quince pesos moneda nacional los (100 kilos) cien kilos de lino, todo de buena calidad. "F.O.B".
    Art. 2º- Los Gobiernos de Francia y de la Gran Bretaña no estarán obligados a comprar los cereales antes mencionados, cuando su precio en plaza exceda de ($ 15.00 m/n) quince pesos moneda nacional los (100 kilos) cien kilos de trigo, ($ 7.00 m/n) siete pesos moneda nacional los (100 kilos) cien kilos de avena, ($ 15.00 m/n) quince pesos moneda nacional los (100 kilos) cien kilos de lino "F.O.B".
    Art. 3º- El Gobierno Argentino abrirá un crédito a favor del Gobierno de la Gran Bretaña, hasta la suma de ($ 100.000.000 argentinos oro) cien millones de pesos argentinos oro, o su equivalente en moneda nacional de curso legal, e igual crédito hasta la misma suma al Gobierno de Francia.Las sumas giradas por estos créditos ganarán el (5%) cinco por ciento de interés anual.
    Art. 4º- El Gobierno Argentino podrá girar contra los Gobiernos de Francia y de la Gran Bretaña, para operaciones directas de cambio, hasta el monto de las sumas que de ellos hubieran dispuesto en los citados créditos cuando el tipo de cambio no exceda de (50 peniques) cincuenta peniques, sobre Inglaterra, y de (5.60 francos) cinco francos con sesenta centésimos sobre Francia.
    El Gobierno Argentino no utilizará las cuentas en las libras esterlinas y francos abiertas en París y Londres, para hacer remesas directas o indirectas a los Estados Unidos de América.
    El saldo resultante será abonado en oro efectivo por los Gobiernos de Francia y de la Gran Bretaña, dentro del plazo de (24 meses) veinte y cuatro meses de suscrita esta Convención, salvo prórroga de común acuerdo.
    Los gobiernos de Francia y de la Gran Bretaña depositarán en las respectivas legaciones argentinas las obligaciones equivalentes al monto de las sumas de que hubieran dispuesto dentro de los créditos acordados.
    Art. 5º- Los créditos concedidos serán utilizados para la compra de cereales argentinos y podrán también usarse para la adquisición de otros productos del país.
    Art. 6º- Este Convenio es ad referendum para el Gobierno Argentino que gestionará del Congreso Nacional la autorización necesaria.
    Art.7º- Obtenida la autorización legislativa a que se refiere el artículo anterior, los créditos acordados en Buenos Aires por el Gobierno Argentino podrán ser utilizados inmediatamente por los Gobiernos de Francia y de la Gran Bretaña. (...)

    IX, Convención entre la República Argentina, Francia y la Gran Bretaña para la compra del sobrante de la cosecha, firmada en Buenos Aires el 14 de enero de 1918, por el ministro de Agricultura argentino Honorio Pueyrredón, el enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de Francia Henri Jullemier y el enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de Su Majestad Británica Sir Reginald Thomas Tower, en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria...1917-1918, op. cit., pp. 137-139.

  4. Ministerio de Agricultura, Buenos Aires, febrero 4 de 1918, en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria...1917-1918, op. cit., p. 165.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.