Visite nuestra página principal

Las relaciones entre 1914 y 1930

Durante la guerra, la neutralidad argentina no implicó un cambio en las relaciones con Italia. Incluso las autoridades de Buenos Aires autorizaron, en abril de 1917, un pedido del gobierno italiano para que se admitieran sus buques mercantes armados con piezas de artillería en puertos argentinos, con el fin de escapar de la "guerra submarina alemana". El gobierno de Yrigoyen aceptó el pedido de las autoridades italianas de acuerdo con la resolución del Ministerio de Marina del 17 de agosto de 1914, que admitía la entrada y permanencia de buques mercantes extranjeros en puertos argentinos "cuando lleven armamento puramente de carácter defensivo (1)".
    Entre 1910 y 1917, las importaciones italianas de productos primarios argentinos crecieron con algunos altibajos. Sin embargo, las autoridades italianas se sumaron a la política de listas negras y embargos británica, y decretaron a partir del 1º de junio de 1918 la prohibición de introducir mercancía extranjera en territorio italiano sin tener permiso previo del Ministerio del Tesoro (2).
    El 4 de febrero de 1919, el gobierno argentino firmó una convención con los gobiernos de Francia, Gran Bretaña e Italia, por la cual el gobierno francés y el británico recibían de las autoridades argentinas un crédito de 80 millones de pesos oro cada uno, y 40 millones el italiano. El objetivo de dicho crédito era estimular la adquisición de productos argentinos. En el mensaje al Congreso acompañando el pedido de ratificación, el presidente Yrigoyen afirmaba que se había aceptado la proposición de los firmantes de no estipular la cantidad de cereales a ser adquirida, pero no así el pedido de no fijar precios mínimos para la operación, en razón de que todavía subsistían las circunstancias anormales (3). No obstante, por mensaje de 20 de julio de 1920, se retiró del Congreso el proyecto de ley solicitando la ratificación del tratado por haber desistido las naciones interesadas (4).

  1. Real Legación de Italia al gobierno argentino, Buenos Aires, marzo 19 de 1917; Memorándum Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Buenos Aires, abril 30 de 1917, cit. en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores, Memoria...1916-1917, op. cit., pp. 41-42.

  2. Legación Argentina en Roma al Ministerio de Relaciones Exteriores argentino, Roma, junio 20 de 1918, conteniendo copia del decreto del rey de Italia, Víctor Manuel III, prohibiendo la introducción de mercaderías extranjeras sin la autorización previa del Ministerio de Tesoro italiano a partir del 1º de junio de 1918, en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria...1918-1919, op. cit., pp. 3-4.

  3. Ver al respecto Mensaje del Poder Ejecutivo Nacional al Congreso de la Nación, proyecto de ley y texto de la Convención entre los gobiernos de la República Argentina y los de Francia, la Gran Bretaña e Italia, por el cual el gobierno argentino concede un crédito para la adquisición de productos del país, y decreto de las autoridades argentinas fijando un precio mínimo para los cereales, Buenos Aires, febrero 4 de 1919, en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria...1918-1919, op. cit., pp. 35-42.

  4. República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Catálogo de tratados, convenciones y demás actos internacionales celebrados por la República Argentina desde el 25 de mayo de 1810 hasta el 31 de diciembre de 1942, Buenos Aires, 1943, p. 52.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "squeda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.