Visite nuestra página principal

Los problemas de la guerra en la relación bilateral

El 1º de septiembre de 1939, la Cancillería argentina recibió una comunicación de la legación de Polonia por la cual se le hacía saber que Alemania había iniciado acciones de guerra contra ese país. Posteriormente, el día 3 del mismo mes, los representantes diplomáticos de Gran Bretaña y Francia comunicaron que sus respectivos países se encontraban en estado de guerra con Alemania. Al día siguiente, un decreto del presidente Roberto Ortiz declaraba la neutralidad de la Argentina en el conflicto. (1)  
    El 5 de enero de 1940, la Cancillería argentina entregó a las embajadas de las potencias beligerantes -entre ellas la francesa- un memorándum protestando por la colocación de minas fuera de las aguas territoriales de dichas potencias. Este memorándum, firmado por el ministro de relaciones exteriores José María Cantilo, señalaba que en varias ocasiones, el gobierno argentino había recibido de los gobiernos beligerantes comunicaciones sobre el establecimiento de campos minados en las aguas territoriales de los mares del Norte y Báltico, en el océano Atlántico y en ciertas partes del océano Pacífico. En vista de la extensión cada vez mayor de los campos minados, la Cancillería argentina expresaba que los beligerantes tenían derecho a fondear o colocar minas en las aguas territoriales propias o en las de sus adversarios, pero no en alta mar, ruta abierta al comercio pacífico de todas las naciones. Consecuentemente, el gobierno argentino declaraba que haría oportunamente valer sus derechos, si las vidas o los bienes de ciudadanos argentinos resultaran perjudicados. (2)  
    Otra cuestión irritante para las autoridades argentinas fue la fiscalización que las autoridades francesas y británicas hacían sobre los buques mercantes argentinos que iban de un puerto neutral a otro. Dichos barcos eran forzados por las autoridades francesas e inglesas a dirigirse, a los fines de verificación, a un tercer puerto designado al efecto. Por cierto, esta fiscalización tuvo por objetivo impedir que las mercaderías argentinas llegaran a Alemania por intermedio de los países neutrales. (3)  
    A esta tarea de fiscalización se sumó otra práctica que afectó a los barcos argentinos: el secuestro de las mercaderías de exportación. El gobierno argentino entregó a fines de 1939 notas a las embajadas de Francia, Gran Bretaña y Alemania quejándose por esta práctica, y justificando sus reclamos en el contenido de la Convención de París de 1856 en el sentido de que el “pabellón neutral cubre la mercancía”. (4)

  1. República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria presentada al Honorable Congreso de la Nación, 1939-1940, Tomo I, Primera parte: Relaciones Exteriores, Sección A: Política internacional, Capítulo primero: Guerra Europea, Buenos Aires, Peuser, 1940, pp.  13-15.

  2. Memorándum de la Cancillería argentina acerca de las zonas minadas de las aguas territoriales de los países beligerantes, Buenos Aires, 5 de enero de 1940, en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria...1939-1940, op. cit., Tomo I, p. 19. Ver también C.A. Silva, op.cit., p. 843. 

  3. José R. Sanchís Muñoz, La Argentina y La Segunda Guerra Mundial, Buenos Aires, Grupo Editor Latinoamericano, 1992, p. 44. 

  4. Ibid.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.