Visite nuestra página principal

Las vinculaciones comerciales

Durante la década de 1930, el intercambio comercial argentino-francés se caracterizó por arrojar, salvo en 1930 y 1939, saldos comerciales favorables a la Argentina, repitiendo la tendencia predominante en la década anterior. El balance comercial más favorable para la Argentina en este decenio fue el del año 1931, con un saldo total de 45.528.000 pesos moneda nacional.  En 1930 y 1939 los saldos en contra fueron de 7.737.000 pesos moneda nacional y 5.876.000 pesos moneda nacional respectivamente. Los saldos negativos para la Argentina se repitieron en los años de 1941 a 1943, en los cuales si bien las importaciones argentinas provenientes de Francia disminuyeron sensiblemente en términos de valor respecto de los años anteriores (de 41.128.000 pesos moneda nacional en 1940, pasaron a 2.622.000 pesos moneda nacional en 1941), las exportaciones argentinas con destino a Francia cayeron mucho más (de 83.561.000 pesos moneda nacional en 1940 a 2.073.000 pesos moneda nacional en 1941). Para 1942, las importaciones argentinas de origen francés habían caído a la quinta parte de las de 1941 y las exportaciones argentinas hacia Francia a la décima parte. El punto más bajo del intercambio en los primeros años de la guerra, y con saldo negativo para la Argentina, fue precisamente en 1943, cuando alcanzó un saldo total de 84.000 pesos moneda nacional. En ese año las exportaciones argentinas a Francia tuvieron un valor de 169.000 pesos moneda nacional, mientras que las importaciones de origen francés llegaron a 253.000 pesos moneda nacional. (1) 
   
El 23 de abril de 1932, el canciller argentino y el embajador francés firmaron un convenio sobre transporte de impresos por correo. En éste se establecía de común acuerdo el peso, las dimensiones y la tarifa del transporte de impresos por correo. Fuera de las disposiciones especiales acordadas, regirían las estipulaciones de la Convención Postal Universal de Londres del 28 de junio de 1929. (2)
   
Asimismo, el 4 de marzo de 1936, el gobierno francés firmó con el argentino un convenio comercial que estableció la compra, por parte de Francia, de un contingente excepcional de 50.000 quintales de manzanas y peras de procedencia argentina, que serían adquiridas en el curso del primer y segundo trimestre de 1936. Como muchos otros convenios comerciales bilaterales firmados por el gobierno argentino, este acuerdo con Francia establecía que los derechos aduaneros aplicados a estos productos no podían ser superiores a los establecidos para productos similares de otro país, y que los comerciantes franceses recibirían el mismo trato que los comerciantes argentinos. Por su parte, el gobierno argentino se comprometía a importar una serie de productos, cuyo valor debía cubrir el valor F.O.B. de las exportaciones de los 50.000 quintales de peras y manzanas destinadas a Francia. (3)

  1. República Argentina, Dirección General de Estadística y Censos de la Nación, Anuario del Comercio Exterior de la República Argentina correspondiente a 1943 y datos retrospectivos desde 1910 hasta 1943, Buenos Aires, 1944, pp. 47-48.

  2. República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria presentada al Honorable Congreso Nacional correspondiente al período 20 de febrero al 30 de abril de 1932, Anexo D: Convenios Internacionales, Buenos Aires, Imprenta de la H. Cámara de Diputados, 1932, pp. 50-52. 

  3. Arreglo comercial firmado entre la República Argentina y la República de Francia, suscripto en Buenos Aires el 4 de marzo de 1936, cit. en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Memoria presentada al Honorable Congreso Nacional correspondiente al período 1935-1936, Tomo I, Primera parte: Relaciones Exteriores, Anexo B: Política comercial, Capítulo II: Convenios y tratados, Buenos Aires, J. Rosselli, 1937, pp. 758-760.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.