Visite nuestra página principal

El problema limítrofe argentino-paraguayo en el río Pilcomayo: el tratado Complementario de Límites (julio de 1939) y otros convenios 

El 5 de julio de 1939, durante la visita del presidente electo del Paraguay general José Félix Estigarribia a Buenos Aires, el ministro de relaciones exteriores argentino José María Cantilo y el ministro plenipotenciario paraguayo en Buenos Aires Higinio Arbo firmaron el tratado Complementario de Límites. (1) Con la firma de dicho acuerdo se establecieron los límites definitivos en dos sectores del río Pilcomayo, dejando la resolución de un tercer sector del río para decisión posterior de los gobiernos de la Argentina y Paraguay, previo el estudio de la zona por una Comisión Mixta de Técnicos, compuesta por integrantes de los dos países.  
   
Se establecieron límites definitivos en el sector del río Pilcomayo comprendido entre su desembocadura y el lugar llamado Salto Palmar, el curso de aguas del río y Salto Palmar, y el curso de aguas del río siguiendo el brazo sur. También se fijaron los límites en un segundo sector del Pilcomayo, comprendido entre el punto llamado Horqueta y el punto tripartito Esmeralda.  
    La firma del acuerdo de límites por parte del ministro Arbo fue efectuada sin esperar las últimas observaciones del gobierno de Asunción, factor que generó choques entre el ministro y la cancillería paraguaya que culminaron con el alejamiento de Arbo el 27 de julio de 1939. No obstante este conflicto, el tratado Complementario de Límites fue rápidamente aprobado por el Congreso paraguayo, mientras que las cámaras argentinas lo hicieron con mayor retardo. Finalmente, el 10 de noviembre del mismo año se efectuó el canje de ratificaciones en el Palacio San Martín.  
    Respecto del tercer sector del río Pilcomayo pendiente de resolución (el sector Horqueta-Salto Palmar), la Comisión Mixta de Límites argentino-paraguaya logró encontrar un acuerdo definitivo años más tarde. Como resultado de estos trabajos, el entonces ministro de relaciones exteriores argentino César Ameghino y el embajador paraguayo en Buenos Aires, Francisco L. Pecci, firmaron en Buenos Aires, el 1º de junio de 1945, el tratado Complementario de Límites. (2)
Por su artículo 1º se establecía la línea de frontera definitiva en el sector Horqueta-Salto Palmar, completándose así la fijación de límites a lo largo de la extensión completa del río Pilcomayo, desde su desembocadura en el río Paraguay hasta el “Punto Tripartito Esmeralda”, punto de conjunción de los límites del Paraguay, Argentina y Bolivia, en la zona del Chaco.
   
Los artículos 3º y 5º establecían por su parte la construcción de obras de carácter hidráulico para otorgar estabilidad y utilizar las aguas del sector Horqueta-Salto Palmar, y el establecimiento de un régimen de administración de aguas para todo el curso del Pilcomayo a  cargo de una Comisión Mixta Internacional de carácter permanente. El cambio de ratificaciones de este tratado, que cerraba en forma definitiva el litigio argentino-paraguayo sobre el río Pilcomayo, fue efectuado en Asunción el 16 de agosto de 1945.
   
Aprovechando la presencia en Buenos Aires de los cancilleres de Bolivia y Paraguay, el 10 de febrero de 1941 fue firmado un Acuerdo Tripartito sobre el río Pilcomayo. Lo suscribieron el canciller interino argentino Guillermo Rothe, el canciller boliviano Alberto Ostria Gutiérrez y su colega paraguayo Luis A. Argaña, animados, según decía el preámbulo del acuerdo, “del común propósito de fomentar las riquezas naturales y dar impulso a las obras de canalización y navegación de sus ríos”. Se señalaba de interés la navegación del Pilcomayo, aun cuando solamente fuera en determinadas épocas del año. El acuerdo disponía la creación de una comisión internacional para estudiar y proyectar un convenio en que se contemplaran los mencionados aspectos. Esta tendría su sede en Buenos Aires y el gobierno argentino le proporcionaría los medios para desempeñar sus funciones.
(3)  
    El mismo 10 de febrero de 1941 se firmó un compromiso argentino-paraguayo de dragar y balizar el río Paraguay, tendiente a “asegurar en el río Paraguay adecuadas condiciones de navegabilidad entre el puerto de Asunción y su confluencia con el río Paraná”. (4)
   
Poco después, en Buenos Aires, el 25 de junio de 1941, el canciller argentino Enrique Ruiz Guiñazú y su colega paraguayo Luis A. Argaña firmaron un convenio, estableciendo facilidades para la navegación de los ríos limítrofes. El mismo disponía que las embarcaciones argentinas y paraguayas autorizadas para conducir pasajeros, que efectuaran el servicio postal y que navegaran por itinerario fijo en viajes regulares entre puertos argentinos y paraguayos, situados sobre los ríos de la Plata, Paraná, Paraguay y Pilcomayo, legalizarían la lista de tripulación en las respectivas oficinas consulares. Además no se exigiría el visado consular de las patentes de sanidad de las embarcaciones mencionadas antes, mientras no se alterara el estado sanitario en cualquiera de los países. Asimismo, quedaba suprimida la legalización consular de la lista de pasajeros y del certificado de lastre de los referidos navíos. Por último, se eximía de las formalidades consulares a las embarcaciones argentinas y paraguayas con una carga de hasta 20 toneladas que navegaran con destino fijo. (5)

  1. A. Salum-Flecha, op. cit., pp. 119-121.

  2. Ibid., pp. 122-124.

  3. La Prensa, 11 de febrero de 1941, p. 11.

  4. Ibid.

  5. Convenio sobre facilidades a la navegación firmado entre el canciller argentino Enrique Ruiz Guiñazú y su colega paraguayo Luis A. Argaña, Buenos Aires, 25 de junio de 1941, en República Argentina, Ministerio de Relaciones Exteriores, Memoria...1941-1942, op. cit., tomo I, Primera parte, B: Política comercial, capítulo 11: Convenios firmados, pp. 463-465.

Aclaración: Las obras citadas (op. cit.) que no se mencionan explícitamente en este listado de citas, se encuentran en las páginas inmediatamente anteriores. Para ello, haga un click en el botón "Anterior". También puede utilizar la opción "Búsqueda" , ingresando el nombre del autor de las obras respecto de las cuales se requiere información.

Ir a página anterior Home Ir a página siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.