ARCHIVOS: Alcances de la justicia retroactiva

    EXTRADICIONES: Consideraciones jurídicas y decisiones políticas

  Jan Durcansky, Vojtech Hora y Jan Pekar
 
JAN DURCANSKY

Antecedentes personales

Jan Durcansky llegó a la Argentina el 11 de agosto de 1947  procedente de Génova en el vapor “María C”. Presento Certificado de Identidad nº 23, visado por el Cónsul argentino en Génova. Ingresó al país con el nombre supuesto de Jan Dubravka y declarando ser de nacionalidad húngara, a pesar de haber nacido en Rojec (Eslovaquia).
    En 1960 el Gobierno de Checoslovaquia solicita la extradición de Durcansky. Según documentación del Ministerio del Interior la extradición fue solicitada sobre la base de los cargos de “homicidio calificado, participación en asesinatos en masa, cometidos contra civiles y militares.(...)”
    Años antes, el 26 de diciembre de 1949 Ján Durcansky solicitó Cédula de Identidad. Con tal propósito presenta el testimonio judicial nº 2.161. 302, expedido el 10 de mayo de 1949, por el que se establece que: “Por lo que resulta del certificado de Nacimiento y su traducción, declaraciones testimoniales, Certificado de Identidad y pasaportes agregados, debidamente traducidos, lo informado por la Dirección de Inmigración y de conformidad con lo dictado precedentemente por el Agente Fiscal, al solo efecto que Juan Dubravka y Juan Durcansky son una sola y misma persona, siendo su verdadero nombre Juan Durcansky (...).” El haber ingresado con nombre al país con nombre supuesto no fue obstáculo para que el 5 de septiembre de 1951 Durcansky obtenga carta de ciudadanía.
            Según consta en la documentación sobre extradición de Durkansky, Vojtech Hora y Jan Pekar, procedente de la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Cancillería Argentina, la solicitud presentada por Legación de la República de Checoslovaquia está fechada el día 15 de junio de 1958. (Véase: expediente Nº 27.598/58 –publicado a continuación.)
            Por otra parte, el Oficial Inspector Néstor Videla informa al Jefe del gabinete de Crímenes sobre el pedido de extradición de Juan Durcansky, recién en 1960, precisando que  trabaja en la Dirección de Migraciones. Durcansky  había ingresado a la Dirección de Migraciones sobre el fin de la década de 1940 con el rango de director de la oficina de Certificaciones.     

JAN PEKAR

Antecedentes personales

Jan Pekar arribó a la Argentina el 15 de febrero de 1949 a bordo del vapor “General Langfitt”, de bandera estadounidense. Precedente de Génova ingresó al país con un documento de la International Refugee Organization.

En esos años Ján Durcansky –cuyos antecedentes personales se consignan en el acápite precedente- ya era director de la Oficina de Certificaciones de la Dirección de Migraciones. Pekar obtuvo la Cédula de Identidad Argentina el 18 de febrero de 1949 y el duplicado el 22 de junio de 1964, ocho años después que ingresara a la Cancillería argentina el pedido de extradición presentado por la Legación de Checoslovaquia.

JAN DURCANSKY, VOJTECH HORA y JAN PEKAR

Acerca del devenir de los tramites de extradición de Jan Durcansy,  Vojtech Hora y Jan Pekar

            La petición – que como se dijo- se fundó en la suma de acusaciones por la comisión de homicidios en masa, planeados y ejecutados entre fines de 1944 y principios de 1945, se acompaña de las órdenes de detención, se precisan las normas aplicables a la solicitud de extradición, se ofrece reciprocidad y se asume formalmente el compromiso de no aplicar pena de muerte.

            El día 11 de junio de 1958 este expediente pasa al Departamento de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Relaciones Exteriores y  el  27 de junio se dispone conferir vista del pedido de extradición, al Procurador General de la Nación. El oficio que remite al expediente fue librado originariamente en la misma fecha, pero fue rehecho. Además fue remitido cuatro semanas más tarde, el día 21 de julio de 1958. Contemporáneamente, la Legación de la República de Checoslovaquia había ampliado su petición anterior y proporcionado los domicilios de Durcansky y Hora.   

Por su parte, el día 2 de septiembre de 1958, el Procurador General de la Nación Dr. Ramón Lascano dictamina en sentido negativo respecto de la procedencia de la extradición. Aduce una razón de fondo y otra de forma. La razón de fondo aducida parte de la consideración que existe una insuficiencia en los elementos de juicio que se acompañan, por lo que no alcanzan para poder apreciar la naturaleza de los delitos. Es decir, si se trataba de delitos comunes, delitos comunes conexos con políticos o delitos políticos en sentido estricto. Postuló la improcedencia de la extradición en los dos últimos casos. Recordemos que la legislación argentina vigente hasta la reforma de la Constitución Nacional de 1994 no preveía la extradición por delitos políticos o conexos con lo político. (Véase la documentación de Joseph Mengele publicada en este mismo archivo) El Procurador General de la Nación, asimismo, hizo mérito de la falta de traducción correcta de los documentos agregados.

El día 2 de junio de 1959, la Legación de la República de Checoslovaquia completa los datos requeridos por el Procurador General de la Nación. El 15 de junio se genera una nueva vista al Procurador General de la Nación, quien en su dictamen del 2 de julio de 1959 volvió a observar la solicitud, aduciendo que se había omitido ofrecer reciprocidad para casos análogos, que no se acompañaban las legalizaciones debidas de las piezas procesales y que se omitió consignar que no se impondría a los requeridos sanciones superiores a las emergentes de la legislación argentina. El primero y tercer punto habían sido satisfechos en el primer trámite relacionado con la extradición.

            El 22 de diciembre de 1959 la Legación de la República de Checoslovaquia completó los requisitos requeridos. El 30 de diciembre se corrió nueva vista al Procurador General, quien el 22 de marzo de 1960 prestó  -ahora sí-  su conformidad con el pedido de extradición.

            El 19 de abril de 1960 el expediente fue elevado a conocimiento del entonces Juez Federal en lo Criminal y Correccional a cargo del Juzgado Nº 1 de la ciudad de Buenos Aires, Dr. Leopoldo Isaurralde. El 11 de mayo de 1960 la Legación de Checoslovaquia solicitaba informes, nuevamente, acerca del estado del trámite. El 10 de agosto del mismo año reiteraba el pedido.

JAN DURCANSKY

Mientras se sucedían las tramitaciones, en el intervalo comprendido entre el 19 de abril y el 11 de mayo de 1960, el Juzgado interviniente denegaba la solicitud de extradición de Durcansky. Este hecho no mereció comentarios públicos del Gobierno ni fue recogido por la prensa checoslovaca. Pero sí fue interpretado, comentado e informado por el ministro argentino en Praga, Dr. José María Alvarez de Toledo; quien en su informe del día 20 de julio de 1960 -coincide con la fecha del que emitió el Juzgado interviniente por el que comunicaba al Ministerio de Relaciones Exteriores el rechazo de la extradición del mencionado Durcansky- se permite conjeturar acerca de las razones del silencio por parte de las autoridades checas.* La decisión del Juez Isaurralde motivó la preparación de un decreto del Poder Ejecutivo de la Nación denegando la concesión de la extradición.            Pese a ello, en octubre de 1960 consta una copia de una nota a través de la que el Ministro de Relaciones Exteriores requiere de la Legación de la República Socialista de Checoslovaquia información acerca de si las normas penales vigentes en el país requirente "posibilitan la reapertura del juicio y adecuada defensa de los inculpados". En función de la potencial reapertura del juicio se produce el informe del Jefe del gabinete de Crímenes, el Oficial Inspector Néstor Videla –citado en el acápite sobre antecedentes personales de Durcansky.

VOJTECH HORA

En el caso de Hora, el tribunal argentino declaró prescripta la acción en su contra y por esa razón denegó la extradición. Para esto  computó el plazo de prescripción de la acción (15 años) contando desde el final de la Segunda Guerra Mundial "hasta el presente". La resolución, dictada por el Dr. Isaurralde por la Secretaría Nº 3 de su Juzgado, a cargo del Dr. Angel Di Paola, señala que no surge de las constancias acompañadas la comisión de nuevos delitos que pudieran interrumpir el curso de la prescripción.

JAN PEKAR

            El expediente asequible no contiene constancia alguna de la resolución recaída sobre el pedido de extradición de  Jan Pekar.  Tampoco consta cuál fue la posición del Fiscal de la causa, aún cuando resulta evidente que consintió la resolución.

Las consideraciones jurídicas aducidas

                El día 22 de diciembre de 1961 la Legación checoslovaca remitió una nota al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Argentina donde expresa "el asombro de su gobierno ante la decisión del Gobierno Argentino de no atender a la solicitud de extradición".

                Para el Gobierno checoslovaco se trataba de criminales de guerra, cuyos delitos son imprescriptibles y por esto deben ser juzgados y penados en los países en los cuales cometieron sus delitos y según las leyes que rigen en los mismos.

                Más allá de estas precisiones de índole dogmática, la nota checoslovaca subraya que la primer solicitud de extradición fue presentada en junio de 1958, antes de la expiración del término de quince años aplicables según la ley argentina, este señalamiento se ajusta a la verdad de los hechos. Sostiene a la vez, que en consecuencia no cabía decretar la prescripción de la acción.

                El día 10 de enero de 1962 el Subdirector de Asuntos Jurídicos a cargo del Departamento, Dr. Amadeo Scagliarini produjo un dictamen  a través del cual enfatizó que "se trata de una cuestión definitivamente resuelta por la Justicia y por el propio Poder Ejecutivo de la Nación y sobre la cual no hay posibilidad alguna de reabrirla al menos con los elementos de juicio que sirvieron de base para el rechazo del pedido". Este dictamen priva de fuerza obligatoria a los documentos internacionales mencionados por la Legación del país requirente.

            La solicitud de extradición presentada por el Gobierno de Checoslovaquia se sustentaba en  la Declaración de Moscú de 1943 y en la Declaración de la Asamblea General de la O.N.U. de 1946. Sobre el primer Tratado la Cancillería argentina sostiene que no ha sido tomada en cuenta por ser "una simple manifestación de deseos formulada por países beligerantes y de la que no ha participado nuestro pais", por lo que no le acarrea ni siquiera  -a criterio del funcionario-  obligación moral alguna. En cuanto a la Declaración de la Asamblea General de la O.N.U. de 1946, siempre a criterio del mismo funcionario "dispone que los juicios de los presuntos criminales de guerra deberán inspirarse en los principios de justicia del derecho y de las normas probatorias que nuestro país aplica" (sic).

            Este dictamen contó con la conformidad del entonces Subsecretario de Relaciones Exteriores Sr. Oscar H. Camilion y del Jefe del Gabinete del Ministro José María Alvarez de Toledo y quedó consignado en una nota que remitió el Ministerio, el día 28 de febrero de 1962.

* (Este expediente ingresa a la colección documental Testimonio en 1995 por intermedio del Ministro Dellepiane, director del AMREC. Fue facilitado por la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Cancillería. El legajo que contiene los expedientes que corresponden a los pedidos de extradición de Durvansky, Hora y Pekar están incompletos por esto no se incluye en esta publicación la copia de la resolución del caso. Actualmente se encuentran en el AMREC) 

                                                                                                            Beatriz B. Gurevich

                                                                                                                        Compiladora

Documentos

 

JAN DURCANSKY, VOJTECH HORA y JAN PEKAR

Fuente: MRREE. Los  16 documentos que se publican en esta sección proceden del expediente caratulado "Jan Durkansky y otros" que se encuentra en el  Departamento de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Relaciones Exteriores

Nº 0300/58

             La Legación de la República de Checoslovaquia saluda muy atentamente al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y, refiriéndose a la nota del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Checoslovaquia Nº 107.533/58, del  28 de marzo del año en curso, remitida a la Legación de la República Argentina en Praga, tiene el honor de dirigirse, por encargo de su Gobierno a ese Ministerio, para que, por intermedio de las autoridades judiciales de la República Argentina, que tuvieran corresponder, se ordene la extradición de las siguientes personas de nacionalidad checoslovaca, que actualmente se encuentran en el territorio de la República Argentina:

1.           Con relación a la solicitud de extradición del doctor Ján D U R C A N S K Y, nacido en Rajec,  el 16 de febrero de 1902, residente en la actualidad en Buenos Aires:  

            a) testimonio de la orden judicial de detención, con los antecedentes que la originaron y datos personales del imputado,

           

            b) indicación de las disposiciones que le son aplicadas por el delito cometido.

 

2.         Con relación a la solicitud de extradición de Vojtech H O R A , por su nombre original Elek, nacido en Bánská Bystrica, el 10 de abril de 1914, residente en la actualidad en Buenos Aires:

            a) testimonio de la orden judicial de detención, con los antecedentes que la originaron y datos personales del imputado,

            b) señas fotográficas,

              c) indicación de las disposiciones que le son aplicadas por el delito cometido.

3.         Con relación a la solicitud de extradición de Ján P E K Á R, nacido en Tisice, el 11 de julio de 1909, residente en la actualidad en Río Negro:

            a) testimonio de la orden judicial de detención, con los antecedentes que la originaron y datos personales del imputado,

            b) seña fotográfica,

            c) indicación de las disposiciones que le son aplicadas por el delito cometido.

            Como se desprende, con más detalles, de las órdenes de arresto y de los materiales comprobatorios que se adjuntan, las tres personas citadas son fundadamente sospechosas de haber cometido el crimen de homicidio. Las mismas, junto con otras, cometieron una serie de actos terroristas contra la población civil, incluyendo varios homicidios en masa, planeados y efectuados a fines de 1944 y principios de 1945, en el territorio de la República de Checoslovaquia especialmente en la región de Bánská Bystrica. Entre las víctimas de esos homicidios figuraban también mujeres, niños y varias personas de nacionalidad extranjera.  
              En vista de que los hechos de las personas reclamadas, descubiertos durante la investigación, constituyen un acto criminal de derecho común, universalmente reconocido y perseguido, esta Legación se permite expresar la convicción de que las correspondientes autoridades judiciales de la República Argentina estudiarán estas solicitudes de extradición y que las considerarán favorablemente.

II- La Legación de la República de Checoslovaquia se permite asegurar a las autoridades argentinas de que, por su parte, las correspondientes autoridades gubernamentales y judiciales checoslovacas están dispuestas a corresponder a las autoridades argentinas en cuanto a sus solicitudes de extradición de delincuentes que estén perseguidos por las autoridades argentinas, observando los principios internacional y generalmente reconocidos de Derecho Penal.

III- Al mismo tiempo esta Legación comunica que, en el caso de que las citadas personas sean entregadas con reserva alguna, los Tribunales checoslovacos están obligados, conforme al párrafo 398, inciso 1) de la Ley Nº 64 sobre el procedimiento judicial en lo penal, del 19 de diciembre de 1956, a respetar la cláusula hecha por el país que entrega a los reos.

IV- Esta Legación se permite, asimismo, solicitar que le sean facilitados, en el transcurso de los trámites relacionados con este pedido, los detalles de la entrega y del transporte de las personas reclamadas.

V- La Legación de la República de Checoslovaquia expresa su convicción de que el Gobierno argentino tomará medidas eficaces encaminadas a la detención de los autores de estos crímenes, una vez ordenadas por la autoridad judicial.

            Esta Legación reitera el compromiso de no aplicar, en caso de que correspondiera, la pena de muerte, a los individuos mencionados en el pedido.

                                                                                        Buenos Aires 9 de junio de 1958

Adj.: 3 anexos

*******

Buenos Aires, 21 de julio de 1958.

4584

Señor Procurador General:

            Tengo el agrado de dirigirme a Vuestra excelencia fin de llevar a su conocimiento que la Legación de la República de Checoslovaquia, acreditada ante nuestro gobierno, ha solicitado la mediación de esta Cancillería ante las autoridades judiciales argentinas para que las mismas procedan a la extradición de los súbditos de ese país, Ján DURCANSKY, Vojtech HORA y Ján PEKAR, residentes en la actualidad en esta Capital los dos primeros, y en el Territorio de Río Negro el último de los nombrados, y a quienes la Justicia checoslovaca les sigue un proceso por el delito de homicidio.

            Al formular el pedido, la Legación de Checoslovaquia hace llegar a este Ministerio los recaudos legales que fundamentan el mismo, los cuales trasmito a Vuestra Excelencia acompañados de una copia de la presentación efectuada por la aludida Misión diplomática con motivo de este asunto.

            Por no existir tratado sobre la materia con dicha Nación, y de conformidad con lo 

dispuesto en el artículo 652 del Código de Procedimientos Criminales, me es grato conferirle vista del pedido de extradición de las personas aludidas precedentemente, formulado por la Representación diplomática recurrente.

 

[Rubricado con aclaración de firma]                      Carlos Alberto Florit

                                                                     Ministro de Relaciones Exteriores y Culto

*******

Nº 5034/58

            La Legación de la República de Checoslovaquia presenta sus atentos saludos al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y, refiriéndose a su Nota 0300/58, del 9 de junio de 1958, entregada por S.E. el señor Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de la República de Checoslovaquia, Don Oldrich Kaisra S.E. el Señor Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Doctor Don Carlos Alberto Florit, tiene el honor de completar dicha nota con las direcciones de las personas reclamadas por los tribunales checoslovacos por ser sospechadas de haber cometido el delito de homicidio:

            1- Dr. Jan Durcansky, residente en Brasil 86, Gerli, F.C.N.G.R.

           2- Vojtech Hora, por su nombre original Elek, residente en Avda. Mitre 242, San       Miguel, F.C.N.G.S.M.

            Buenos Aires 25 de junio de 1958

*******

Buenos Aires, 2 de Setiembre de 1958.-

Señor Ministro:

            La Legación de la República de Checoslovaquia solicita la captura y extradición de Jan Durcansky, Vojtech Hora y Jan Pekar, a quienes se imputa la comisión del delito de homicidio. La gestión debe ser tramitada por vía diplomática, de conformidad con lo dispuesto por el art. 652 del Código de Procedimientos en lo Criminal de la Capital, por no existir tratado sobre la materia con aquella Nación.

            Los elementos de juicio que se han agregado no son suficientemente ilustrativos acerca de las circunstancias en que se habrían realizado los hechos y los motivos que lo determinaron, como para que pueda apreciarse la naturaleza de los delitos a los que se refieren los testimonios acompañados, esto es, si se trata de delitos comunes, delitos comunes conexos con delitos políticos o delitos políticos. Tal determinación es necesaria porque la práctica uniforme de las naciones (art. 656 del Código de Procedimientos) excluye de la extradición a los responsables de delitos políticos o comunes conexos con éstos.

            Estimo, en consecuencia, que debe previamente requerirse de la Legación solicitante la agregación de los testimonios de pruebas de los procesos que sean suficientes para aclarar el punto indicado.

            Además, señalo la necesidad de que tanto dichos testimonios como los que ya obran en estas actuaciones sean traducidos por las oficinas técnicas de ese ministerio, puesto que los ya acompañados son de todo punto de vista deficientes, como surge de la más somera lectura de los mismos.

[Rubricado con aclaración de firma]                 RAMON LASCANO

*******

Nº 3662/59

            La Legación de la República de Checoslovaquia saluda muy atentamente al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y, refiriéndose a su nota Nº 0300/58, fechada el 9 de junio de 1958 y a la nota de ese Ministerio Nº 1529, del 12 de setiembre del año próximo pasado, tiene el honor de solicitar nuevamente la mediación de esa Cancillería ante las autoridades judiciales de la Nación para que las mismas procedieran a la detención y extradición de los ciudadanos checoslovacos Ján Durcansky, Vojtech Hora alias Elek y Ján Pekar, pedidos por las autoridades checoslovacas por los repetidos delitos de homicidio y de coparticipación criminal.

            Esta Legación se toma la libertad de insistir en el hecho que las autoridades judiciales competentes de Checoslovaquia consideran la actividad de las personas reclamadas como delito común de homicidio, ya que responde plenamente a los requisitos que menciona el párrafo 219 del Código Penal Checoslovaco. En los casos en que las personas pedidas actuaron como coautores del hecho incriminado, llevan la responsabilidad por el resultado previsto en la ley, el cual ha sido causado por una acción premeditada y ejecutada en común, como si cada una de ellas hubiera causado el resultado (párrafo 6 del Código Penal Checoslovaco).

            Las circunstancias en las cuales fueron cometidos los delitos, constan en las órdenes de detención  y declaraciones de testigos, que se adjuntan. Los recaudos han sido complementados y ampliados en el sentido indicado en la carta del Señor Procurador General de la República Argentina, S.S. Doctor Ramón Lascano, del día 2 de setiembre de 1958 y traducidos al español.

            Esta Legación considera que la documentación judicial es ahora suficientemente comprobatoria para empezar la tramitación del pedido checoslovaco de extradición y expresa la esperanza de que le será dado curso favorable.

            Esta Legación se permite, asimismo, solicitar le sean facilitados, en el transcurso de los trámites relacionados con este pedido, los detalles de la entrega y del transporte de las personas reclamadas.

Buenos Aires 2 de junio de 1959

------------------------------------------------------------------

Buenos Aires, 15 de junio de 1959.

Conferir vista del pedido de extradición formulado por la Leg. Checoslovaca al Procurador Gral de la Nación.

[Rubricado con aclaración de firma]               HORACIO M. GOÑI - Director                                

*******

Buenos Aires, 2 de julio de 1959.-

Señor Ministro:

            Por no existir tratado con la República de Checoslovaquia, a efectos de la extradición de delincuentes, las rogativas que en tal sentido se emitan deben ser tramitadas por vía diplomática, de conformidad con lo dispuesto por los arts. 648 y 652 del Código de Procedimientos en lo Criminal de la Capital.

            En el presente caso, en el que se requiere la detención y extradición de los ciudadanos checoslovacos Jan Durcansky, Vojtech Hora y Jan Pekar, a quienes se acusa de haber cometido reiterados delitos de homicidio y de coparticipación criminal, observo:

c)      que se ha omitido ofrecer, en forma expresa, reciprocidad para casos análogos        (art.646, inc. 2º del Código citado),

            b) que los testimonios acompañados carecen de la debida legalización por los            funcionarios argentinos del servicio exterior,

            c) que las leyes penales de Checoslovaquia, anteriores y posteriores a la época en     que fueron cometidos los delitos que se imputan a los acusados, los reprimen con la pena de muerte, motivo por el cual los encausados no podrán ser entregados sino bajo previa promesa de que los tribunales del país requirente no les    impondrán penas mayores que las autorizadas por nuestro Código, o sea la de la prisión o reclusión perpetua (art. 667 del Código de Procesamientos precitado).

              Procedería, pues, devolver el pedido de referencia a los fines señalados en las precedentes observaciones, debiendo hacerse presente a la Embajada del país requirente que el eventual otorgamiento definitivo de estas extradiciones por el Poder Judicial estará en todo caso subordinado a la previa aceptación, por parte de su gobierno, de la condición señalada en el punto c) de dichas observaciones.

[Rubricado con aclaración de firma]               RAMON LASCANO

*******

Nº  7163/59

            La Legación de la República de Checoslovaquia saluda muy atentamente al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y, refiriéndose a las notas de ese Ministerio Nº 1529 del 12 de septiembre del año próximo pasado y Nº 1359 del 14 de julio del año en curso respectivamente y a sus notas Nº 0300/58 del 9 de julio de 1958 y Nº. 3662/59 del 2 de junio de 1959 respectivamente, tiene el honor de solicitar nuevamente la mediación de esa Cancillería ante las autoridades judiciales de la Nación para que las mismas procedieran a la detención y extradición de los ciudadanos checoslovacos Ján D u r c a n s k y, Vojtech H o r a alias E l e k  y  Ján  P e k á r, pedidos por las autoridades checoslovacas por los repetidos delitos de homicidio y de coparticipación criminal.

            Esta Legación se toma la libertad de insistir en el hecho que las autoridades judiciales competentes de Checoslovaquia consideran la actividad de las personas reclamadas como delito común de homicidio, ya que responde plenamente a los requisitos que menciona el párrafo 216 del Código Penal Checoslovaco. En los caso en que las personas pedidas actuaron como coautores del hecho incriminado, llevan la responsabilidad por el resultado previsto en la ley, el cual ha sido causado por una acción premeditada y ejecutado en común, como si cada una de ellas hubiera causado el resultado /párrafo 6 del Código Penal Checoslovaco/.

            Las circunstancias en las cuales fueron cometidos los delitos, constan en las órdenes de detención y declaraciones de testigos, que se adjuntan. Los recaudos han sido complementados y ampliados en el sentido indicado en la carta del señor Procurador General de la República Argentina, S. S. Doctor Ramón Lascano, del día 2 de septiembre de 1958, traducidos al español y debidamente legalizados por los funcionarios argentinos del servicio exterior según el pedido del Señor Procurador General del día 2 de julio de este año.

            Esta Legación se permite, en forma expresa /artículo 646, inc. 2 de Código de Procedimientos en lo Criminal de la Capital Federal/, asegurar a las autoridades argentinas de que, por su parte las correspondientes autoridades gubernamentales y judiciales checoslovacas están dispuestas a corresponder a las autoridades argentinas en cuanto a sus solicitudes de extradición de delincuentes que estén perseguidos por las autoridades argentinas, observando los principios internacionales y generalmente reconocidos de Derecho Penal.

            Al mismo tiempo esta Legación comunica que, en el caso de que las citadas personas sean entregadas con reserva alguna, los Tribunales Checoslovacos están obligados conforme al párrafo 398, inciso 1 de la ley checoslovaca Nº 64 sobre el Procedimiento Judicial en lo Penal del 19 de diciembre de 1956 a respetar todas las cláusulas, especialmente artículo 667 del Código de Procedimiento en lo Criminal de la Capital Federal, hechas por el país que entrega a los reos.

            Esta Legación se permite, asimismo, solicitar que le sean facilitados, en el transcurso de los trámites relacionados con este pedido, los detalles de la entrega y del transporte de las personas reclamadas.

            Asimismo, tiene el honor de poner en el conocimiento de esa Cancillería que, habiendo dado cumplimiento a los dictámenes presentados por el Señor Procurador General de la Nación, esta Legación considera que la documentación judicial presentada es ahora lo suficientemente comprobatoria.  

Buenos Aires, 22 de diciembre de 1959.

Anexo: 1 /149 páginas/

*******

Buenos Aires, 22 de marzo de 1960.-

Señor Ministro:

            Atento lo manifestado por la Legación de la República de Checoslovaquia en su nota nº 7163/59, estimo que pueden tenerse por cumplidos los requisitos necesarios para la procedencia de la extradición solicitada, sujeta a la condición establecida por el art. 667 del Código de Procedimientos en lo Criminal de la Capital Federal.

            Correspondería, en consecuencia, de conformidad con lo dispuesto por el art. 652 del texto legal mencionado, remitir estos antecedentes al juez de Sección.-

[Rubricado con aclaración de firma]               RAMON LASCANO

*******

Nº  3924/60

            La Legación de la República de Checoslovaquia saluda muy atentamente al ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y, con referencia a la nota de ese Ministerio D.A.J. Nº 1359 del día 14 de julio de 1959 y a las notas de esta Legación Nº 7163/59 del día 22 de diciembre de 1959 y Nº 3305/60 del día 2 de abril del año en curso en el asunto de la detención y posterior extradición de los ciudadanos checoslovacos Ján Durcansky, Vojtech Hora alias Elek y Ján Pekár, procesados por la justicia por los delitos de homicidio y de coparticipación criminal, tiene el honor de solicitarle tenga a bien disponer lo que considere necesario con el fin de urgir la correspondiente resolución a la nota citada.

Buenos Aires, 11 de  mayo de 1960.

*******

Nº 5.111/60

            La Legación de la República Socialista de Checoslovaquia presenta sus atentos saludos al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y, refiriéndose a las notas de esta Representación Diplomática Nos. 0300/58, 7163/59, 3305/60 y 3924/60 del 9 de junio de 1958, 22 de diciembre de 1959, 2 de abril de 1960 y 11 de mayo de 1960, respectivamente, y basándose en las instrucciones de su Gobierno, tiene el honor de volver al pedido de detención y posterior extradición de los ciudadanos checoslovacos Jan Durcansky, Vojtech Hora, alias Elek y Jan Pekár, procesados por los tribunales checoslovacos por delitos de homicidio y de coparticipación criminal.

            Esta Legación se permite referir, además, a la nota del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto Nº D.A.J. 826, del mes de mayo del año en curso, en la cual se ha informado que el pedido de extradición fue remitido al Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 1 de la Capital y se ha prometido informarle oportunamente sobre el estado de los trámites de la rogatoria.

            En vista de que han sido cumplidos todos los recaudos previstos en las normas legales de la República Argentina y solicitados por el Señor Procurador General de la Nación, la Legación de la República Socialista de Checoslovaquia espera que las autoridades respectivas de la República Argentina procederán a la brevedad a la detención y entrega de las personas solicitadas.

            Esta Legación agradecería si se le proporcionaran detalles sobre el progreso de los trámites en la causa mencionada con toda brevedad posible.

            La Legación de la República Socialista de Checoslovaquia hace propicia la oportunidad para renovar al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto las seguridades de su consideración más alta y distinguida.

Buenos Aires, 10 de agosto de 1960

*******

34.835

                                                                                 Buenos Aires, 20 de julio de 1960.- 

            Tengo el honor de dirigirme a V.E. en la causa Nº: 26/60, caratulada: "DURCANSKY, Jan y otros - s/extradición"; que se tramita por ante éste Juzgado Nacional de Primera Instancia y Correccional Federal Nº 1, a mi cargo, Secretaría Nº 3 del Dr. Angel De Paola, remitiéndole adjunta, a sus efectos, copia testimoniada de la resolución recaída en la causa en que me dirijo.-

            Saludo a V.E. con mi consideración más distinguida.-

[Rubricado con aclaración de firma]                 LEOPOLDO ISAURRALDE

                                                                                                   JUEZ EN LO FEDERAL

*******

[Decreto denegando la concesión de la extradición solicitada por la República de Checoslovaquia] N. del C.

BUENOS AIRES

VISTO:

                        El pedido de extradición de Jan DURCANSKY, formulado por la Legación de la República Socialista de Checoslovaquia en nombre de su Gobierno y de la resolución dictada por el Señor Juez Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Dr. Leopoldo Isaurralde, según constancias de fs. 46/49 del expediente E.E. 27.598/58 del Departamento de Asuntos Jurídicos de Relaciones Exteriores y Culto, así como lo dispuesto por el artículo 652 del Código de procedimientos en lo Criminal de la Capital;

EL PRESIDENTE DE LA NACION

D E C R E T A:

artículo 1º.-  No conceder la extradición de Jan DURCANSKY, solicitada por la Legación de la República Socialista de Checoslovaquia.

ARTICULO 2º.-  Por intermedio del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto hágase saber a dicha Representación diplomática acompañando copia de la resolución del señor Juez y del presente decreto y devuélvase la respectiva documentación.

ARTICULO 3º.-  Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección General del Boletín Oficial e Imprentas y archívese.

DECRETO Nº 

                                    11327

[Rubricado con aclaración de firma]               DR. DIOGENES TABOADA

*******

Buenos Aires, 21 de febrero de 1961.-

            Tengo el honor de dirigirme a V.E. en el Incidente de prescripción de la acción penal, promovido a favor de VOJTECH HORA, en la causa Nº: 26/60,- caratulada: "DURCANSKY, Jan y otros - s/extradición"; que se tramita por ante éste Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Nº 1, a mi cargo, Secretaría Nº 3 del Dr. Angel De Paola,-  remitiéndole  -adjunta al presente-  copia de la resolución recaída en el mismo.-

[Rubricado con aclaración de firma]

LEOPOLDO ISAURRALDE - JUEZ EN LO FEDERAL

--------------------------------------------------------

Causa Nº: 26/60.-  Inc. sobre prescripción de la acción penal a favor de VOJTECH       HORA.-

/ / / Buenos Aires, 21 de febrero de 1961.-

Y VISTOS:

            Para resolver el pedido de prescripción de la acción penal formulado a fs. 1/3 a favor de VOJTECH HORA;

 Y CONSIDERANDO:

           A fs. 1/3 se presenta la esposa del imputado, Doña Carlota Pulinger de Hora, solicitando la prescripción de la acción penal alegando que los hechos imputados a su esposo, en caso de ser delito, se habrían cometido en el lapso que media entre noviembre del año 1944 y el fin de la última guerra mundial ocurrida el 9 de mayo de 1945.-

            Según resulta de las constancias de los autos principales, el Tribunal requirente calificó los hechos imputados a VOJTECH HORA como constitutivos del delito de homicidio y expresa que al mismo corresponde la penalidad establecida por el art. 216 del Cód. Penal, que rige en la actualidad en la República de Checoslovaquia el que consta de dos incisos, el último de ellos de tres apartados, siendo que por el primero corresponde pena de reclusión de 15 a 25 años y por el segundo pena de reclusión de 25 años o pena de muerte; todo ello en grado de participación criminal que prescribe el art. 6º del citado código.-

            Que conforme lo resuelto por este Juzgado a fs. 190/193 del principal y respecto a la situación de JAN DURCANSKY, los hechos que se imputan a HORA se habrían cometido entre noviembre de 1944 y el fin de la segunda guerra mundial, que como es de pública notoriedad acaeció el 9 de mayo de 1945.

            Habiéndose resuelto que en el presente caso es de aplicación la ley argentina a fin de determinar cuál es el término de la prescripción, corresponde estar a lo que dispone al respecto el art. 62 del Código Penal  que en su inc. 1º fija como término máximo de prescripción de la acción penal el de 15 años, término éste que ha transcurrido con exceso desde el hecho notorio de la finalización de la guerra hasta el presente, no surgiendo de las constancias del principal ni de los informes obrantes de fs. 5 a fs. 8, que la misma fuera interrumpida por la comisión de nuevos delitos en los términos del art. 67 del citado texto legal.-

            Por último debe señalarse que la petición formulada a fs. 1/3 no difiere de las que puedan efectuarse con relación a un procesado ante nuestros Tribunales, en cuyo caso se admite que la declaración de la prescripción de la acción penal pueda ser solicitada por cualquier persona y aún declarársela de oficio, ya que la misma es de orden público y se produce de pleno derecho.-

            Por estas consideraciones y de conformidad con lo dictaminado por el Señor Procurador Fiscal;

RESUELVO:

            NO HACER LUGAR al pedido de extradición de VOJTECH HORA, formulado por la Legación de la República de Checoslovaquia acreditada ante nuestro Gobierno, por encontrarse prescripta la acción penal de los delitos imputados al mismo.-

            Cópiese, notifíquese  y hágase saber al Ministerio de Relaciones Exteriores  con trascripción de la presente resolución.- Líbrese oficio al Señor jefe de la Policía Federal disponiendo se deje sin efecto la orden de captura ordenada contra el mismo y archívese.- Firmado: Leopoldo Isaurralde  -Juez en lo Federal.- - - - - - - - - - - - - - - - - -

La presente resolución es copia fiel de su original corriente a fojas diez/once, del "Incidente de prescripción de la acción penal promovido a favor de: "VOJTECH HORA" en la causa número: veintiséis/mil novecientos sesenta, -caratulada: DURCANSKY, Jan y otros - s/extradición"; que se tramita por ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal Número Uno, a cargo del Doctor  Leopoldo Isaurralde,- Secretaría Número - Tres del suscripto.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

En fe de lo cual y por mandato de S.S. para ser remitida al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, expido la presente copia que firmo y sello en la ciudad de Buenos Aires, a veintiún  días del mes de febrero del año mil novecientos sesenta y uno.- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - [Firma]             ANGEL de PAOLA

                                          Secretario

ES COPIA FIEL.-    

Nº 5687/61

            La Legación de la República Socialista de Checoslovaquia saluda muy atentamente al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto y tiene el honor de referirse a la nota de ese Ministerio Nº 1014, D.A.J., de fecha 29 de mayo de 1961, relativa a la solicitud de la República Socialista de Checoslovaquia de extradición de Ján Durcansky y Vojtech Hora, de nacionalidad checoslovaca quienes, en noviembre de 1944, en las postrimerías de la segunda guerra mundial, prepararon y cometieron en el territorio de la República Socialista de Checoslovaquia, especialmente en la región de Banská Bystrica, una serie de actos terroristas contra la población civil, incluyendo varios homicidios en masa, de los que fueron víctimas numerosos ciudadanos checoslovacos, entre ellos mujeres y niños, y ciudadanos de otros países aliados como Francia, Estados Unidos y Gran Bretaña.

            Dichos crímenes fueron cometidos bajo circunstancias que prueban la cooperación estrecha de sus autores con los ocupantes y formas parte de los actos criminales llevados a cabo en los países ocupados por los nazis y sus colaboradores.

            Esta Legación se toma la libertad de expresar el asombro de su Gobierno ante la decisión del Gobierno Argentino de no atender a la solicitud de extradición de los susodichos criminales, alegando para ello solamente el que:

1ro.

Que desde el final de la segunda guerra mundial durante la cual los aludidos habían cometido sus delitos, hasta la detención de los mismos, han transcurrido más de quince años y que, por lo tanto, según las leyes argentinas se ha operado la prescripción de su persecución penal y,

2do.

-en el caso de Ján Durcansky-  que  entre la República Socialista de Checoslovaquia y la República Argentina no existe un tratado sobre extradición de delincuentes.

            En el caso de Ján Durcansky y Vojtech Hora, cuya extradición ha sido solicitada por el Gobierno Checoslovaco, se trata de criminales de guerra típicos. Este hecho ha sido tomado en plena consideración por la parte  argentina misma, como lo testimonia la nota de la Legación Argentina en Praga Nº  MNE 20, de fecha 28 de marzo de 1958, dirigida al Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Socialista de Checoslovaquia. Según el principio de derecho internacional reconocido en el mundo entero, los crímenes de guerra no pueden quedar prescriptos. Este principio resulta de toda una serie de importantes documentos internacionales adoptados con el fin de penar a los criminales de guerra y, especialmente, de las disposiciones de la Declaración de Moscú del año 1943.

            Además del principio de penar a los criminales de guerra, dicha Declaración subraya el de que tales criminales deben ser juzgados y penados en los países en los cuales cometieron sus delitos y según las leyes que rigen en los mismos. Más tarde, el mismo principio ha sido formulado en la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre extradición y punición de criminales de guerra, del 13 de febrero de 1946, así como en la resolución del 31 de octubre de 1947, relativa también a la extradición de criminales de guerra y traidores.

            La solicitud de extradición de Ján Durcansky y Vojtech Hora para los fines de su condena y castigo en la República Socialista de Checoslovaquia está en pleno acuerdo tanto con el espíritu como con la letra de los mencionados documentos internacionales.

            Aparte de ello, la Legación de la República Socialista de Checoslovaquia se toma la libertad de señalar que, aún cuando no se tome en consideración lo aducido más arriba, no es posible hablar de la prescripción de la acción penal. Como es del conocimiento de esa Cancillería, la solicitud de extradición de los criminales citados fue entregada el día 11 de junio de 1958, por nota Nº 0300/58, es decir antes de la expiración de los 15 años que la Ley argentina establece como término de prescripción para delitos comunes. En tal oportunidad se operó la interrupción del término de 15 años de prescripción que fija la Ley argentina. Como se desprende de lo mencionado, no hubo lugar para rechazar la solicitud de extradición por ese motivo ni aún en el caso que se hubiera tratado de delitos comunes; tanto menos se justifica la recusación tratándose de crímenes de guerra y de delitos contra la humanidad como sucede en el caso de Ján Durcansky y Vojtech Hora.

            En lo que se refiere al segundo argumento de esa Cancillería  -la no existencia de un tratado de extradición de delincuentes entre la República Socialista de Checoslovaquia y la República Argentina-  esta Legación se permite llamar la atención de esa Cancillería en cuanto a que tal circunstancia carece de importancia para los efectos de la consideración de la solicitud checoslovaca de extradición de criminales de guerra ya que, para estos casos, rigen los principios generales del derecho internacional mismo,  así como varios documentos multilaterales importantes, entre ellos: la Declaración de Moscú, documento que impone una obligación moral a todos los Estados.

            Por las razones arriba mencionadas y, al mismo tiempo, teniendo en cuenta el compromiso internacional de los Gobiernos amantes de la paz de no dejar sin castigo los crímenes más horrorosos y crueles de la historia de la humanidad, cometidos por criminales fascistas entre la población civil, esta Legación lleva a conocimiento de esa Cancillería que el Gobierno de la República Socialista de Checoslovaquia espera que el Gobierno de la República Argentina, tomando en cuenta los principios generales del derecho internacional y los documentos internacionales mencionados, reconsiderará su punto de vista en lo relativo a la solicitud de extradición de los criminales de guerra Ján Durcansky y Vojtech Hora.

Buenos Aires 22 de diciembre de 1961

*****

Buenos Aires, 10 de enero de 1962 

Nº  8

Señor Subsecretario de Relaciones Exteriores:

           La Legación de la República Socialista de Checoslovaquia insiste nuevamente sobre el pedido que formulara en diversas oportunidades.

            Este Departamento entiende que se trata de una cuestión definitivamente resuelta por la Justicia de nuestro país y por el propio Poder Ejecutivo de la Nación y sobre el cual no hay posibilidad alguna de reabrirla al menos con los elementos de juicio que sirvieron de base para rechazo del pedido.

            No obstante ello se formula a continuación algunas razones que son una respuesta a las expresiones contenidas en la nota aludida. Se menciona en ella la Declaración de Moscú del año 1943, con la finalidad de otorgarle una fuerza decisiva y obligatoria para la República Argentina.

            Nada más alejado de la realidad; tal declaración es una simple manifestación de deseos formulados por países beligerantes y de la que no ha participado nuestro país, por lo que no le es oponible, ni le acarrea obligación moral alguna como dice la nota.-

            En cuanto a la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas del año 1946 notificada en el año 1947, dispone expresamente que los juicios de los presuntos criminales de guerra deberán inspirarse en los principios de justicia del derecho y de las normas probatorias que nuestro país aplica.

            En conclusión esta Asesoría sugiere que en respuesta a la Legación interesada deberá hacerse saber que el asombro que expresa no se justifica legalmente por cuanto nuestro país no ha hecho más que aplicar a su pedido las normas vigentes del derecho positivo concorde con la legislación de otros países.

            Sirva la presente de atenta nota de elevación.-

[Rubricado con aclaración de firma]

AMADEO F.J.SCAGLIARINI - Subdirector de Asuntos Jurídicos a.c. del Departamento

/ /Buenos Aires, febrero 14 de 1962,

            Por disposición de S.E. el señor Ministro VUELVA al Departamento de Asuntos  Jurídicos, a fin de que de respuesta a la nota de la Legación de la República socialista de Checoslovaquia Nº 5.687/61, de fecha 22 de diciembre de 1961, de acuerdo con el dictamen de ese Departamento Nº 8, de fecha 10 de enero de 1962, teniéndose especial cuidado en guardar las formas de  cortesía que la correspondencia diplomática exige.

[Rubricado con aclaración de firma]

JOSE MARIA ALVAREZ DE TOLEDO

JEFE DEL GABINETE DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES Y CULTO

*******

Nº  309

            El Ministerio de Relaciones y Culto presenta sus atentos saludos a la Legación de la República Socialista de Checoslovaquia y en respuesta a su nota verbal Nº 5687/61 del 22 de Diciembre pasado cumple en manifestarle ratificando así su nota anterior Nº 1014 del 29 de Mayo de 1961 que la cuestión relativa al pedido de Extradición de JUAN DURCANSKY ha sido resuelta definitivamente ya por el Poder Judicial de la Nación y que en virtud del régimen de separación de poderes que impera en la Constitución Nacional esta Cancillería es incompetente para intervenir en lo sucesivo en este asunto.

            En cuanto a la Declaración de Moscú del año 1943 este Ministerio entiende que al Gobierno Argentino no le son oponibles sus conclusiones por no haber sido parte de ella.

            Respecto a la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas del año 1946, cree esta Cancillería que en la tramitación del proceso se ha ajustado el Gobierno Argentino a las normas probatorias que aquella exige.

BUENOS AIRES, 28 de Febrero 1962.-



Busqueda
Vea las palabras clave sugeridas para optimizar la búsqueda dentro de este archivo


 
Anterior Home Siguiente

© 2000. Todos los derechos reservados.
Este sitio está resguardado por las leyes internacionales de copyright y propiedad intelectual. El presente material podrá ser utilizado con fines estrictamente académicos citando en forma explícita la obra y sus autores. Cualquier otro uso deberá contar con la autorización por escrito de los autores.